No me da la gana de tener miedo


En Vigo, que es un poquito Ourense también, las mujeres podrán llegar casi hasta la puerta de su casa cuando viajen en el bus urbano por la noche. Será gracias a una iniciativa para prevenir agresiones machistas. Quiero que me guste la idea (me gusta más que otras de Abel Caballero, como la de mover la estatua de Los Rederos, que también es un poco ourensana) y, de hecho, me gusta. Pero me da rabia que tengan que tomar esta medida. Yo he pasado miedo en el autobús a deshora, en una línea de metro poco frecuentada, en una calle con poca luz o en un portal. He pasado miedo al volver de una cena o al salir tarde de trabajar. Y me tranquilizaría mucho -como supongo que tranquilizará a las vecinas de Vigo- saber que si regreso en bus me dejarán casi en la puerta. Pero eso no quiere decir que no me rebele contra quienes son los responsables de que las mujeres caminemos rápido por la calle a determinadas horas, que llevemos el móvil en la mano con un número marcado o que nuestros hermanos (como me acaba de pasar a mí ahora mismo, mientras escribo estás líneas) nos llamen para preguntarnos si pasan a recogernos. Casi desde niñas nos han enseñado (¿quién exactamente?) que debemos estar alerta, que debemos desconfiar, que debemos girar la cabeza si oímos unos pasos. Pero, ¿cómo es posible? Porque en una sociedad supuestamente avanzada como la nuestra la mitad de la población tiene que estar pendiente de que algún innombrable de la otra mitad le haga daño. Porque lo cierto es que es posible que seamos muchas las que sentimos miedo sin razón, vamos en tensión sin necesidad en un determinado momento o nos sentidos exageradas, casi tontas, cuando tomamos una precaución. Pero ahí están tantas y tantas historias de triste, tristísimo, final que nos obligan, una vez más, a caminar rápido por la calle. Y, saben qué, no nos da la gana de tener miedo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

No me da la gana de tener miedo