La plaza provisional se someterá a la prueba de carga pese a que los informes no la ven necesaria

Es el principal escollo para iniciar el traslado de los puestos

.

ourense / la voz

Tras semanas de incógnitas, el gobierno de Ourense ha tomado una decisión definitiva sobre las obras de la plaza provisional, que se ha levantado en el pasillo central de la Alameda. Según comunicó la concejala de Comercio, Flora Moure, en una nueva reunión de la comisión de seguimiento se ha optado por realizar la demandada prueba de carga sobre este espacio para dar una mayor tranquilidad a los grupos políticos y también para garantizar al máximo la seguridad de los placeros. Este examen técnico se realizará, según explicó la edila popular, pese a que los diferentes informes técnicos encargados a personal municipal consideran que no es necesaria, toda vez que la obra ya se ajustó a los parámetros técnicos que exigía el pliego de condiciones.

Una vez resuelto el dilema de si se realizaba o no esta prueba de carga ahora tan solo queda por fijar la fecha definitiva para su realización. «Estamos á espera de falar coa empresa concesionaria do párking da Alameda para decidir os dous días que terá que estar pechada esta instalación para proceder aos traballos, co fin de causar as menores molestias posibles», señaló Flora Moure nada más finalizar la reunión. Cabe recordar que hace

En todo caso, el traslado de los placeros ya acumula un considerable retraso. Pese a que la empresa concesionaria había ganado el concurso con una rebaja de dos meses en el período de ejecución, lo cierto es que los trabajos se demoraron medio año. Ahora está todo pendiente de realizar ese último examen, pero en todo caso no se cumplirá el último plazo oficial que se dio durante una visita a la instalación y que apuntaba a que la mudanza se realizaría después de las fiestas navideñas, aprovechando que era uno de los períodos de menor actividad para los placeros. Sobre un posible malestar del colectivo, Flora Moure señaló que de «forma inmediata» los convocará a una reunión para detallarles las conclusiones adoptadas en la Comisión de Seguimiento, que se creó a petición del grupo municipal socialista.

700.000 euros de inversión

La instalación provisional que ya sobresale en el pasillo central de la Alameda supuso una inversión de 700.000 euros. Es una estructura reversible y que puede ser reutilizada para otros fines por parte del Concello de Ourense. Cuenta con 44 puestos y cada uno de ellos está perfectamente habilitado para atender todas las necesidades de los placeros. Sobre el papel, los profesionales tendrán que estar en esta nueva ubicación un período de 22 meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La plaza provisional se someterá a la prueba de carga pese a que los informes no la ven necesaria