Los afectados por el cierre de Aspanas Termal ven «ilegalidades» en el procedimiento concursal

Aseguran que el intento de robo de la pasada semana en el camping de Untes no es el primero que se produce


ourense / la voz

El cierre de la empresa Aspanas Termal, que se encuentra en concurso de acreedores, sigue levantando controversia. Ayer mismo la plataforma de familias afectadas por la clausura de la firma, que ellos tildan de «peche intencionado», hizo público un comunicado en el que aseguran «vivir con estupor e preocupación todo o que acontece co concurso, pois dende o comezo deste proceso estanse producindo graves irregularidades que nos gustaría que alguén explicase». En especial, mencionan los «estranos roubos» que se han producido en el cámping de Untes, que gestionaba la empresa ya cerrada.

El estado de abandono en el que se encuentra el recinto después de que Aspanas Termal haya dejado de prestar el servicio está provocando que el recinto sea objeto de asaltos y actos vandálicos. El sábado pasado, sin ir más lejos, la Policía Local de Ourense evitó la sustracción de cuatro camas de madera y un radiador de los bungalós de la instalación municipal. «Compre resaltar que o roubo que se produciu nas instalacións do cámping o pasado día 6 de xaneiro non é o primeiro que se rexistra. Segundo consta nun escrito remitido ao concurso pola administradora concursal, en maio do 2016 produciuse un roubo que ela non puxo en coñecemento do concurso ata setembro dese mesmo ano por un valor de 15.000 euros, tamén sen especificar que bens foron sustraidos», aseguran los afectados, que sostienen que a pesar de sus intentos, la denuncia por este asalto nunca se incorporó a la documentacion del concurso.

Ante todo eso, la plataforma quiere trasladar a la opinión pública que «a administradora concursal de Aspanas Termal e o administrador do concurso da Fundación Amencer Aspanas, teñen a obriga de velar e protexer os bens da concursada, sendo que o concurso está en fase de resolución e hai pendente un recurso de apelación». Recuerdan que hay trabajadores de la entidad que todavía no han cobrado, al igual que proveedores, y que existe además una deuda cercana a 1,5 millones en la Seguridad Social, más las acumuladas con Hacienda. Aseguran, asimismo, que no se ha aportado al concurso el inventario de los bienes del centro especial de emprego y que una empresa de Ourense llegó a ponerlos a la venta durante un tiempo en una página web.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los afectados por el cierre de Aspanas Termal ven «ilegalidades» en el procedimiento concursal