El 2018, año clave para proyectos que se arrastran en Ourense desde hace lustros

La biblioteca de San Francisco abrirá sus puertas y la Variante Norte debe vivir un «despegue» tras tiempo en el cajón


ourense / la voz

Dice el refranero popular que día de mucho, víspera de nada. Confiemos en que esta máxima no se cumpla con varios proyectos estratégicos que se llevan arrastrando en la capital ourensana desde hace lustros y que vivirán en el 2018, por diferentes motivos, un momento clave. En algunos casos será la oportunidad de abrir las puertas tras años de obras y retrasos y en otros deberá de suponer un punto de inflexión para dar el salto más difícil: el de las maquetas a la realidad.

Salvo sorpresas de última hora, a lo largo de este año debería de estar operativa la biblioteca de San Francisco. Según la hoja de ruta que ha marcado el Ministerio de Cultura y que en el Concello de Ourense confían en que se cumpla al pie de la letra, la emblemática actuación que se está desarrollando en San Francisco debería de estar a disposición de los ciudadanos en los próximos meses. De hecho en su última visita a Ourense, el secretario de Estado de Cultura fijaba el verano como período para tener finalizado el traslado. Desde el gobierno local, explicó el alcalde de Ourense, no han recibido ninguna información que les haga temer un cambio en los plazos. Más retrasada está la actuación en el Archivo Histórico que, según Jesús Vázquez, será una «digna restauración».

Sin salir del ámbito cultural, el 2018 también debería de ser un año clave para el Museo Arqueolóxico. Cerrado a cal y canto desde hace más de tres lustros, Cultura se comprometió a iniciar los trabajos a lo largo de este año con el objetivo de finalizarlos en 2021. En una situación similar se encuentra una infraestructura viaria que tras más de una década escondida en un cajón ha resucitado para los Presupuestos del Estado. Se trata de la variante norte, que conectará la zona de O Vinteún con Eirasvedras, a través de un túnel para despejar de tráfico el centro urbano. En los presupuestos del Estado se contempla una partida de 3,7 millones de euros para el tramo entre Eirasvedras y Quintela. «Ten que ser o ano do seu despegue», indicó Jesús Vázquez.

Otra dotación que espera que este año sea especial tiene un cariz más social. Se trata del centro adaptado para personas con discapacidad. Surge de una gran demanda ciudadana y el Concello de Ourense ha anunciado que su intención es poner en las próximas semanas una parcela a disposición de la Consellería de Política Social para que pueda acometer este proyecto, que está centrado en las personas con discapacidad que superan los 21 años de edad. El barrio elegido para su ubicación es Barrocás, en una parcela de 4.600 metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El 2018, año clave para proyectos que se arrastran en Ourense desde hace lustros