El primer ourensano del año se hizo esperar

Nicolás Forneiro nació en el CHUO pasadas las cinco de la tarde y su madre compartió habitación con la de Helena André, que fue la última niña del 2017

Helena André Vázquez (en la imagen con sus padres, José Antonio y Virginia) fue la última niña ourensana que nació en el 2017
Helena André Vázquez (en la imagen con sus padres, José Antonio y Virginia) fue la última niña ourensana que nació en el 2017

Ourense

Nicolás Forneiro García es el primer ourensano del año y su llegada se hizo esperar. Aunque también es cierto que no tanto como la pequeña que estrenó el 2017 en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, Alicia, que vino al mundo el 2 de enero del año recién terminado poco después de las once de la noche.

Nicolás anduvo más rápido y decidió no prolongar la incertidumbre tanto tiempo. Nació por cesárea pasados tres minutos de las cinco de la tarde, con un peso de 2,660 kilos y quizá fue el sentir en la otra cuna de la habitación a la última ourensana del año, lo que le animó a decidirse.

Lo cierto es que sus padres, María García y Pablo Forneiro, compartían desde 48 horas antes la habitación 609 del CHUO con Virginia Vázquez y José Antonio André Veloso, que también esperaban un bebé. Los dos matrimonios hicieron buenas migas. Cuentan que incluso bromearon en varias ocasiones sobre quién de los dos sería el primero y quien el último. Finalmente Helena decidió tomar la delantera y se convirtió en la ourensana que cerró la lista de 1.406 nacimientos del 2017 en el complejo hospitalario a las 20.05 horas del día 31 y cuentan que estuvo presente durante el ritual de las uvas. Tanto ella como Nicolás son los primeros bebés de ambos hogares.

«Ya sabe lo que es una fiesta de fin de año, campanadas incluidas, porque nos tomamos las uvas en la sala con el resto de los que estábamos aquí y el personal», cuenta Virginia sobre su hija Helena. 

La última del 2017

La feliz madre tuvo que esperar 48 horas a que finalmente la pequeña se decidiera. «Y eso que ya tenía las 42 semanas de gestación», apunta Virginia que, al igual que su marido José Antonio, se mostraba ayer encantada con su recién estrenada maternidad. «No me importa en absoluto que no fuera la primera del año; es más, cuando estábamos esperando le dije a María, mi compañera de habitación y la mamá del niño que finalmente fue el primero del año en Ourense, que prefería ir yo antes porque la verdad es que ya no quería esperar más», cuenta.

Virginia asegura que espera que Helena no sea hija única. «Cuando le vi la carita fue muy emocionante y pensé que me gustaría tener uno más», dice. Eso sí, esta ourensana de 39 años, profesora de Educación Especial en el colegio Ben Cho Sey, de Pereiro de Aguiar, asegura que no se plantea ir a por la familia numerosa.

Puede que también influya que la pequeña Helena, quizá por ese estreno festivo, está mostrándose en estas primeras horas «bastante guerrera», algo que tanto a estos padres primerizos como a toda la familia que ayer pasó a visitarla y a colmarla de besos y carantoñas, no les molesta en absoluto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El primer ourensano del año se hizo esperar