María Martinón-Torres: «Atapuerca es una fuente inagotable de descubrimientos, que yo no veré»

Raúl Romar García
r. romar REDACCIÓN / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

CNIEH

La ourensana, referencia mundial en antropología dental, nueva directora del Centro Nacional de Evolución Humana

05 may 2021 . Actualizado a las 18:08 h.

A María Martinón-Torres (Ourense, 1974) siempre la acompaña una sonrisa. Su optimismo nace del entusiasmo que siente por su trabajo, lo que la ha llevado a convertirse en una referencia mundial en antropología dental. Y con esa misma pasión afronta su nuevo reto: la dirección del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH). Acaba de tomar posesión, pero no le costará adaptarse, porque regresa a casa. Adscrita al equipo de Atapuerca desde 1998, fue la responsable del Grupo de Antropología Dental del centro entre el 2007 y el 2015, puesto que dejó para ser durante dos años profesora de investigación en la University College de Londres.

-Cuando dejó el centro para irse a Inglaterra, ya sonaba para ocupar la dirección. ¿Por qué se fue y por qué ha regresado?

-Me fui porque a nivel personal y profesional me apetecía explorar el ambiente científico internacional y establecer puentes con otras instituciones, aparte de que me apetecía involucrarme en la enseñanza. Y volví porque se presentó la posibilidad, tras un proceso competitivo de selección, de liderar un proyecto como este, que ni en España ni en Europa existe algo parecido en el ámbito de la evolución humana. Contamos con un equipo de investigación multidisciplinar y con instalaciones científico-técnicas singulares de primer nivel y abiertas a la comunidad internacional. Es un proyecto global asociado al yacimiento de Atapuerca, pero no exclusivamente.