«As luces de Nadal nunca son un gasto, son unha inversión para unha cidade»

Miguel Pereira, responsable de la empresa Electro Miño explica que la decoración en las calles introduce el metacrilato y apuesta por colores cálidos


ourense / la voz

Hoy, a las 19.15 horas, se acabó la cuenta atrás. En ese momento se pulsará el botón en la Praza Maior de Ourense que prenderá el alumbrado navideño. Por tercer año consecutivo detrás del diseño y montaje de las luces decorativas repartidas por la ciudad se encuentra la empresa Electro Miño, con sede en Tui (Pontevedra). Su responsable Miguel Pereira trabajó estos últimos días para que ningún detalle se escapara y todo esté en su sitio el 1 de diciembre, fecha que lleva marcada en rojo en el calendario de muchos ourensanos desde hace tiempo. El arranque oficial de la Navidad iluminará más de 200 arcos, repartidos por las calles de la ciudad, además de adornos en las farolas y un árbol gigante en la Praza Maior.

Miguel Pereira explica que una de las principales novedades en la iluminación navideña de Ourense pasa por la introducción del metacrilato, que tiene como objetivo prolongar el efecto de los adornos a las horas de iluminación natural. «A iluminación da rúa do Paseo e de Santo Domingo van a incorporar metacrilato. Trátase dun sistema que introducimos para que se vexa tamén de día e non so de noite», señala. De hecho, muchos ourensanos se quedaron sorprendidos por los reflejos en rojo y amarillo de estos adornos, que llevan ya varios días instalados. Entre las tendencias que se llevan para las luces navideñas, Miguel Pereira detalla que en esta ocasión se verán mucho los colores cálidos en los diferentes montajes repartidos por toda Galicia. Y es que Electro Miño no solo iluminará las calles de Ourense, sino que trabaja con mucha frecuencia en villas de la provincia de Pontevedra y en otros puntos de la geografía gallega como Narón o Sada. En otros años se encargaron de la de ciudades como Vigo, Castellón o León.

Otra de las novedades del alumbrado navideño tiene que ver con la filosofía impuesta por el Concello de Ourense. Este año se llegará más a los barrios para tratar de acabar con la idea de que la iluminación para estas fechas es solo cosa del centro. «Aumentamos a iluminación nos barrios para que tamén chegue a eles o Nadal», señaló Miguel Pereira. En concreto, además de en la zona histórica y en el centro habrá luces decorativas en los barrios de O Couto, A Ponte, Mariñamansa y Barrocas. Los dos últimos se incorporan como novedad al mapa navideño ourensano.

Este es ya el tercer año que Electro Miño se encargará del alumbrado en Ourense. Es también la tercera ocasión en que el encendido se adelante de forma considerable en el tiempo. «Eso fai que andemos máis apurados», reconoció Miguel. En lo que no tiene duda es en que este tipo de iniciativas suponen un auténtico revulsivo para las ciudades y villas que apuestan por su instalación con tiempo. «Á xente gústalle que boten máis tempo nas rúas, porque parece que crean más ambiente. A xente sae máis a pasear e a comprar», explicó.

A la hora de defender esta tradición, el responsable de Electro Miño recurre a motivos económicos: «As estadísticas din que nunca son un gasto, son unha inversión para unha cidade porque deixan máis diñeiro polas compras que do que se gastan». En el caso de la ciudad de Ourense, el presupuesto municipal para este capítulo apenas sufre variaciones y se sitúa por debajo de los 90.000 euros. Desde esta noche y hasta el 6 de enero pasarán más de 220 horas encendidas.

Una firma familiar y gallega. Miguel Pereira Álvarez es el responsable de Electro Miño, una firma de Tui (Pontevedra) con tradición familiar en el sector.

El despliegue. El alumbrado de Navidad en la ciudad de Ourense contará con más de 200 arcos, adornos en farolas y un árbol gigante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«As luces de Nadal nunca son un gasto, son unha inversión para unha cidade»