Saco: «Alejandro tenía la carrera perdida entre el kilómetro siete y el ocho»

El entrenador de Fernández Rivera destaca la madurez que exhibió para reaccionar al final


Horas después de que la popular pedestre de San Martiño completara su cuadragésima primera edición, resulta valioso el análisis de un experto en la materia como Santi Saco, entrenador de un Alejandro Fernández que ya es tricampeón en la prueba de casa y de varias generaciones de atletas con notable pasado, presente y futuro en el atletismo ourensano.

«Fue una carrera para disfrutar desde fuera, aunque a mí con intereses dentro me tocara sufrir mucho. Para empezar, en hombres estaban todos los mejores de Galicia, salvo Nuno Costa, que tenía un objetivo en Portugal, y Lolo Penas, que está lesionado. Se creó un grupo compacto por delante y después se desmarcaron cuatro atletas. En el Paseo todos ellos tenían opciones y eso es lo más que se puede pedir», resumía el técnico a nivel global, antes de centrarse en la participación de Alejandro, del cual señala que «tenía la carrera perdida entre el kilómetro siete y el ocho, yo lo conozco y si no iba bien a esa altura ya era muy complicado que luchara por la victoria, pero demostró que está madurando, porque a partir de ahí llevó a cabo un final espectacular, se rehízo y su último kilómetro fue el más rápido».

Al final de ese brillante acelerón que le dio el triunfo a Fernández Rivera, el propio atleta afirmó que le quedaban por delante cuatro o cinco años buenos de atletismo, una aseveración que apoya Saco: «Si está motivado, conseguirá cosas importantes. No se puede negar que a cada año que pasa es más difícil correr rápido, pero también creo que Alejandro nunca llegó a su límite. Fue el mejor en su generación, incluso por delante de Javi Guerra. Dejó pasar algunos trenes, pero la lucha contra el dopaje ha limpiado mucho el panorama, algo bueno para todos, y puede dar ahora mucha batalla, porque es un buen corredor de campeonatos. Solo necesita la motivación para salir a entrenar cada día».

Y es que tanto alumno como maestro están supeditados a otras obligaciones profesionales que les han restado tiempo en los últimos años, por no hablar de los problemas de la periostitis de Alejandro y su posterior lesión en el talón de Aquiles. Santi tiene claro que la planificación de aquí en adelante depende de lo que aguante el cuerpo del atleta, que en todo caso apunta a rebajar su registro personal en su prueba fetiche de los 10 kilómetros.

Mientras tanto, el técnico tampoco perdió de vista lo sucedido con el resto de la representación ourensana: «En la masculina cumplió muy bien un súper veterano como Rubén Diz, pero falta un poco de relevo, más allá de Martín Rivera, Said y su hermano, que son el tipo de corredor con calidad que entrenando pueden llegar a ganar una San Martiño». Saco destacó además el trabajo de los habituales del circuito Correndo x Ourense: «Es el nivel que tenemos. Álex Montero da pasos de gigante, tratándose de un atleta con una discapacidad, Corral lo hizo muy bien y Luis Iglesias va recuperándose de una osteopatía de pubis».

Ve «mayor proyección en la categoría femenina con atletas que prometen mucho». Brillan Aida Martínez o Antía Castro entre otras, pero resalta que ayer faltaron estrellas del panorama gallego, como Brea, Solange, Mayobre, Fernández Barbosa o la local Iria Fernández: «Sonia Teijeiro sigue con su pundonor y el resto que ya conocemos como Ana María Ocampo y Vicky Losada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Saco: «Alejandro tenía la carrera perdida entre el kilómetro siete y el ocho»