La cantera de la San Martiño

Miles de escolares participarán, con sus colegios, en la carrera popular del domingo


La San Martiño tiene cantera en decenas de colegios que, este domingo, participarán en la prueba popular con sus alumnos. En Carmelitas llevan más de diez años promoviendo entre sus estudiantes la participación en la carrera popular, desde los más pequeños hasta los de primero de Bachillerato. Víctor Otero, profesor de Educación Física del centro, confiesa que emplean un gancho para atraer a cuantos puedan: «Correr es voluntario pero si se animan les ponemos un punto positivo para las notas».

Sin embargo, muchos le han cogido el gustillo y ya no piensan en ese beneficio que les puede reportar en el boletín de las notas llegar a la meta. Es el caso de Marco Mourille, de tercero de la ESO, que se ha inscrito por tercera vez. Cuando le preguntan si lo hace por ese punto positivo responde: «No, creo que a nuestra edad ya no nos lo dan, pero lo hacemos porque nos lo pasamos muy bien». Y es que lo que más los motiva no es ganar, sino estar una mañana más con sus amigos o quedar para ir juntos. Sin olvidarse de aquellos que van a observar y dar ánimos a sus compañeros sin sudar la camiseta y desde detrás de las vallas, que también los hay.

Marco practica otros deportes fuera del horario lectivo como fútbol e hípica, aunque disfruta compartiendo recorrido con sus amigos en esta cita anual. Además, se lo recomienda sin dudar a los que todavía no han probado. «Si eres de Ourense deberías ir porque es tradición», destaca.

Lucía Cid, de la misma edad, es el séptimo año que participa. Hace natación sincronizada pero reconoce que le encanta correr y que la San Martiño ya es una tradición para ella. «Desde principio de curso hemos estado usando el patio para ir preparándonos para el domingo, pero ahora le dedicamos un poco menos de tiempo porque estamos con exámenes», cuenta.

«A los más mayores los preparamos con carreras y con los más pequeños trabajamos los juegos de resistencia para que aguanten bien la distancia de su categoría», explica el docente. Y es que la impaciencia puede jugar malas pasadas y el autocontrol es parte imprescindible para conseguir el objetivo. «Los que llevan poco participando y son de cursos inferiores suelen empezar rápido y se cansan pronto -explica- entonces les que lo que tienen que intentar es seguir un ritmo que ellos sean capaces de mantener sin parar. Ser constantes».

Algo más de doscientos alumnos -entre Primaria y Secundaria- se calzarán las zapatillas deportivas en la que es ya la cuadragésima primera edición de la carrera, según afirma el jefe de estudios del colegio Rafael Valentín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cantera de la San Martiño