«La autoestima profesional fluctúa, se aprende y se puede mejorar»

Miriam Vázquez habló en unas jornadas sobre cómo valorar la profesión y el trabajo a auxiliares de enfermería


ourense

«No es lo mismo motivar a un médico que recibe un premio que a una auxiliar que cambia un pañal». Al gerente de la Xerencia de Xestión Integrada del Sergas, Dionisio López Bellido, le gusta hablar claro y así se dirigió ayer a las auxiliares que participaban en la décima edición de las jornadas para técnicos en cuidados de enfermería y técnicos en farmacia. Es probable que le agradecieran esa sinceridad en un día que dedicaron a la formación -la cita la organizó el Sindicato de Técnicos de Enfermería y la Fundación para la Formación y el Avance de la Enfermería- y también a la autoestima profesional. Con ese tema se abrieron las ponencias y fue a la enfermera del CHUO, y también psicóloga, Miriam Vázquez la que lo puso sobre la mesa.

«La autoestima no es la euforia, no es el cumplido. La autoestima es el aprecio, la aceptación, el afecto, la atención y la autoconsciencia», aseguró la ponente, para la que la valoración de uno mismo se obtiene poniendo en comparación «lo que creemos que somos con los que deberíamos ser». Pero, ¿cómo determinarlo? Con motivo de la invitación a abordar el tema de la autoestima profesional en estas jornadas, Vázquez recurrió a las auxiliares de enfermería del hospital para obtener, de primera mano, algunas respuestas. Esa consulta le sirvió para testar el ánimo de un colectivo -lo recordó ayer Eduardo González, jefe de Recursos Humanos de la Xerencia de Ourense- que constituye el 20 % de los profesionales. Pero también fue la manera de introducir algunos conceptos sobre la autoestima, ya no alta sino saludable. «No es que podamos hacerlo todo y hacerlo todo bien. Debemos reconocer nuestras capacidades y limitaciones. Y estar dispuestos a aprender y a arriesgar».

Curiosamente, según las conclusiones de Miriam Vázquez tras compartir experiencias con las auxiliares, son casi las mismas cosas las que desmotivan a estas profesionales que las que las motivan. «No nos tratan como personas; la compañera no para de fiscalizarme; aquí los médicos ni nos saludan; los pacientes a veces creen que esto es un hotel; los familiares lo cuestionan todo» constituyen un rosario de cuestiones negativas. Se compensan al preguntar qué es lo que las motiva: «A mí me encantan mi trabajo y mis compañeras, me río mucho; me gusta cuando un paciente se va de alta y me da las gracias».

A partir de estos casos reales la enfermera y psicóloga Miriam Vázquez encendió las luces de alarma para invitar a las asistentes a las jornadas a reconocer situaciones que harían recomendable reflexionar sobre su autoestima profesional. «Ser muy autocrítica o bien hipersensible a la crítica; tener indecisión crónica o un deseo excesivo por complacer; el perfeccionismo, la culpabilidad neurótica, la hostilidad flotante o la irritabilidad a flor de piel son síntomas de una autoestima deficiente. Quien se vea reconocido en alguna de esas circunstancias quizás debería abordarlo», detalló, pero haciendo una aclaración: «La autoestima es un proceso que varía constantemente. La autoestima fluctúa, se aprende y se puede mejorar».

Para Vázquez Campo, la felicidad, la racionalidad y el realismo tienen mucho que ver con la valoración que uno hace de sí mismo... o de su trabajo. Animó a las auxiliares a que, si detectan un problema de autoestima, se conciencien de la existencia del mismo y le pongan remedio. Valorar el talento puede ser uno de los primeros pasos.

El tema.

Miriam Vázquez Campo trató el tema de la autoestima profesional a instancias de la organización de las jornadas para técnicos en cuidados de enfermería que se celebraron ayer en Ourense.

El marco.

En las jornadas se trataron temas como la evolución de las endoscopias, la farmacia hospitalaria o el programa de gestión Gacela.

La profesión.

El director de Recursos Humanos del Sergas en Ourense destacó que uno de cada cinco profesionales es auxiliar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La autoestima profesional fluctúa, se aprende y se puede mejorar»