La última versión del PXOM incluye 400 viviendas más en núcleos rurales

Sin avances en la negociación política tras reanudarse la comisión de seguimiento

.

ourense / la voz

La reanudación de la comisión de seguimiento del plan de urbanismo de Ourense no supuso ningún tipo de avance político en la negociación que es necesaria para que el documento sea aprobado en pleno. El concejal de Urbanismo, José Jesús Cudeiro, rebajó cualquier expectativa previa que se había generado al asegurar que se dejó claro, nada más iniciar el encuentro que se trataba de una reunión técnica. Pese a ello, PSOE y Ourense en Común enviaron a sendos políticos al estar representados por los concejales Javier Rey y Martiño Xosé Vázquez, respectivamente. Democracia Ourensana, por su parte, apostó por enviar a un abogado experto en urbanismo, tal y como había hecho ya en las primeras reuniones de finales del año 2015. La mesa se completó con un representante de Oficina de Planeamiento S. A., la empresa que había contratado el PSOE en el anterior mandato para redactar el plan.

El concejal de Urbanismo asegura que la comisión se celebró en un ambiente «cordial», en el que tanto el representante del equipo redactor como él mismo aseguraron que las modificaciones en el documento son mínimas. «Es prácticamente el mismo», aseguró Cudeiro. Las principales modificaciones de calado se sustentan, según el concejal popular, en el incremento de la edificabilidad en los núcleos rurales al incrementarse en 90 hectáreas la superficie para construir. Esto supone, según matizó Cudeiro, un aumento de casi 400 viviendas en los núcleos rurales. También se puntualizó que se producía una subida en lo que se refiere a zonas verdes y equipamientos. Cabe recordar, que además el Partido Popular manejó un centenar de modificaciones puntuales en el documento, que según defendió desde el primer momento se debían a propuestas de colectivos empresariales y vecinales.

Por parte de la oposición las valoraciones fueron comedidas. Democracia Ourensana, que ya ha indicado que está dispuesta a negociar su apoyo al documento en el caso de que se acepten sus exigencias, reiteró que pedirá contraprestaciones para la ciudad y erradicar pelotazos como el de la Finca Mariñamansa. «No vamos a permitir que se robe a Ourense», explicó Gonzalo Jácome. PSOE y marea aseguraron tras la reunión que no se habían producido novedades en sus posicionamientos contrarios.

Cabe recordar que al encontrarse el gobierno del PP en minoría (10 de los 27 concejales) necesitará el apoyo de DO o PSOE, toda vez que para salir adelante la aprobación provisional es necesaria una mayoría absoluta.

Los empresarios piden celeridad a los políticos para acabar con la inestabilidad

Justo ahora que se retoman las negociaciones políticas para tratar de sacar adelante el plan urbanístico de Ourense, el sector empresarial vuelve a tomar la palabra. Un escrito entregado por Rexistro y firmado por los presidentes de la CEO, Cámara de Comercio, Asociación de Constructores y Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales insiste en reclamar a las formaciones representadas en el Concello el «mayor esfuerzo y celeridad» para lograr un bien común que permita dar luz verde de una vez al PXOM. De este modo, aseguran, se lograría cerrar una década de «inestabilidad e inseguridad jurídica para el urbanismo ourensano, obligado a regirse con un plan con más de treinta años y una normativa provisional del 2012, con los perjuicios que ello supone». Estiman que en un año podría estar aprobado.

En el documento rubricado por José Manuel Pérez Canal, Juan Carlos Parada, Eligio Nieto y Santiago Gómez-Randulfe alertan también de las consecuencias que tendría iniciar una nueva tramitación. Serían necesarios, subrayan, nuevos informes sectoriales y una obligatoria segunda exposición pública que «alargaría un año y medio más su puesta en marcha». Además, la redacción de un nuevo documento implicaría la elaboración de nueva cartografía y, sobre todo, debería adaptarse a la Lei do Solo y su reglamento, que son mucho más restrictivas. Estiman el coste económico para las arcas municipales de esta decisión en más de 600.000 euros.

Posible enriquecimiento con aportaciones puntuales

El sector empresarial entiende que el borrador que ha perfilado el grupo popular reúne las condiciones necesarias para convertirse en el «patrón de actuación» para el urbanismo ourensano. Eso sí, se muestran abiertos a la opción de que pueda ser enriquecido con aportaciones puntuales. «Contiene los elementos indispensables para responder a las exigencias de los nuevos tiempos que permitan articular las infraestructuras para que Ourense sea de verdad una ciudad termal», concluyen.

El documento estará listo en un mes para llevar a pleno tras los últimos retoques

El último examen que tuvo que pasar el futuro plan de ordenación municipal de Ourense fue el de la declaración de impacto ambiental. El informe fue positivo, aunque con una serie de consideraciones que tendrán que ser modificadas para lograr el visto bueno definitivo. Según trascendió tras la reunión, el equipo redactor del PXOM -la empresa coruñesa Oficina de Planeamiento S. A. que ya había sido contratada por el anterior gobierno socialista- estimó que esas variaciones podían incluirse en un plazo máximo de un mes, por lo que no sería impedimento de ningún tipo para llevar a pleno la aprobación del plan, siempre y cuando haya acuerdo político.

Entre las correcciones que el equipo redactor tendrá que realizar se encuentran cuestiones de carácter técnico que están relacionadas con cuestiones como un uso racional del suelo o la protección del paisaje.

Votación
1 votos
Comentarios

La última versión del PXOM incluye 400 viviendas más en núcleos rurales