Reto de máxima dificultad para el Ourense Envialia

Se jugará la Supercopa con dos goles de desventaja y dos importantes bajas


Difícil, pero no imposible. Al menos así ve el Ourense Envialia el reto que se le presenta el próximo domingo en Navalcarnero, donde se jugará la Supercopa de España con una desventaja de dos goles tras el partido disputado en Os Remedios y frente al mejor equipo de España y último campeón de liga, el Atlético de Madrid Navalcarnero.

Y por si la dificultad no fuese suficiente todavía hay que sumar las bajas de Bea Martín, que sigue sin el tono muscular tras su lesión, y la de Sara Moreno, tras el susto que dio el pasado sábado en el choque de ida. Pero lo primero que tiene claro su técnico, Chipi, es «salir a disputar el partido con la ambición de ganarlo y durante el mismo veremos si tenemos o no opciones de remontar incluso la ventaja de ellas. Queremos hacer un buen partido como primer objetivo».

Y a la hora de hablar de hipotéticas claves no duda en una por encima de todas: «No podemos recibir cuatro goles a balón parado, como nos sucedió en Os Remedios. Hemos de defender bien y buscar adelantarnos en el marcador y si puede ser cuanto antes mejor». El técnico no duda que ambos equipos «tendrán sus opciones y si conseguimos adelantarnos debemos saber jugar con tranquilidad porque será un choque largo y complicado». Primer título de la temporada en juego y primer reto para las ourensanas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reto de máxima dificultad para el Ourense Envialia