Ourense abrió 28 expedientes en tres meses a terrazas fuera de normativa

Solo en junio el Concello revocó ocho autorizaciones por incumplimientos


ourense / la voz

La falta de lluvias puede ir mal para la agricultura y las reservas de agua embalsada para el consumo y el riego, pero sin duda es un aliciente para que los ourensanos usen durante más tiempo las terrazas y veladores de los negocios de hostelería. Los empresarios, lógicamente, quieren aprovechar el crecimiento de la demanda pero deben medirse mucho antes de ampliar la superficie de negocio sin pasar antes por los trámites burocráticos necesarios porque en la Concellería de Comercio han abierto en el último trimestre 28 expedientes nuevos relacionados con estos espacios.

En ese lote, según informa el Concello de Ourense, hay tanto veladores instalados sin la debida autorización, como diligencias abiertas por la instalación de mamparas o toldos en terrazas legales pero que no tenían esos elementos cuando solicitaron y se les concedió el permiso, o por carteles anunciadores y pizarras que también están fuera de norma.

El intento de escaqueo de la legalidad, además de la correspondiente orden de retirada de los elementos en cuestión, puede suponer a esos hosteleros multas que van desde los 100 a los 600 euros según la ordenanza en vigor. Una normativa reguladora que, por cierto, está en vigor desde 1998 y que muchos ciudadanos, y también algunos empresarios del sector, consideran obsoleta. Aunque quizá las motivaciones para querer variarla no sean las mismas para los peatones que en ocasiones tienen verdaderas dificultades para caminar por algunas aceras copadas por mesas, sillas y mamparas, que para quienes pretenden aprovechar al máximo las posibilidades de su negocio aún a costa de generar molestias a otros ciudadanos.

Afortunadamente esos casos no representan a todo el sector, ni siquiera son la mayoría pero, como asevera el dicho: haberlos, haylos. Así lo demuestra otro dato de la actividad de la Concellería de Comercio durante el mes de junio. En ese período desde este departamento municipal se autorizó la instalación de veladores en nueve establecimientos que lo habían solicitado. Pero también se revocaron los permisos otorgados en su día a otros ocho hosteleros, en algunos casos «por non respectar as medidas de seguridade para o paso polas beirarrúas»; y en otros «por non permitirse a ampliación dos veladores inicialmente concedidos», según se informaba ayer desde el Concello de Ourense.

Mas de cien licencias en solfa

La revocación de esos ocho permisos no es una gran cifra si se tiene en cuenta el informe realizado en su día por la Policía Local a requerimiento de la anterior responsable de la concejalía, en el que se controló la situación de cuatrocientos negocios con terrazas. La inspección concluyó que a un centenar de negocios debería retirársele esa licencia que tienen para sus terrazas por incumplir varias normativas. Alguna incluso de rango supramunicipal, como la Ley de Accesibilidad, que rige para todo el territorio nacional y en la que se fija que la terraza debe colocarse de forma que quede una anchura libre de paso no inferior a 1,80 metros para los peatones.

El casco histórico presenta complicaciones para el cumplimiento, especialmente en las calles más estrechas. Sin embargo es precisamente en alguno de esos viales donde hay mayor concentración de negocios hosteleros por ser zona con atractivo turístico y tráfico restringido.

Moure quiere retomar el próximo mes la negociación para culminar una nueva ordenanza

Agosto no es un buen mes para el funcionamiento institucional, sin embargo, la concejala de Comercio del Concello de Ourense quiere intentar fijar ya en ese mes algún encuentro con los representantes del resto de partidos políticos para retomar la redacción del nuevo borrador de la ordenanza de veladores. Flora Moure, que asumió ese departamento municipal el 31 de marzo, asegura que su intención es aprovechar los acuerdos a los que ya se había llegado con su antecesora en el cargo. Belén Iglesias había optado para romper el bloqueo en las negociaciones por tomar de base el borrador sobre el que había estado trabajando el PSOE en la etapa final de su mandato y llegar sobre el a nuevos consensos. «Hai un traballo que xa se iniciou con Ana Morenza, que tamén fixo Belén e o lóxico é seguir avanzando; non ten sentido empezar de novo», señalaba ayer. Moure confía en la voluntad negociadora de todas las formaciones para dar una solución a una realidad en crecimiento. «O das terrazas xa non é cousa do verán; agora, dende a aprobación da Lei Antitabaco, exténdense todo o ano e faise necesario que demos á cidade unha ordenanza que axude á convivir con esa realidade», dice recordando que la anterior ordenanza se aprobó hace dos décadas.

«É necesario que teñamos unha ordenanza adaptada ás necesidades actuais para que poidamos establecer o mellor xeito de conxugar o dereito dos viandantes a pasar polas beirarrúas e o dereito dos hostaleiros a ofrecer un servizo de veladores ben regulado e coas maiores garantías de seguridade e comodidade para todos», concluye.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ourense abrió 28 expedientes en tres meses a terrazas fuera de normativa