El CHUO apuesta por la formación en cirugía artroscópica avanzada

El centro anexará laboratorios punteros en esta técnica a su proyecto Hospital 2050


OURENSE / la voz

El servicio de Traumatología del CHUO realizó el pasado año 244 intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas utilizando la técnica artroscópica. Este tipo de cirugía supone ya el 50% de las operaciones sin ingreso programadas por este departamento del complejo hospitalario ourensano y el 30% del total de las que se realizan de forma ambulatoria. La mayoría de los pacientes convocados para estas intervenciones, el 72%, lo hacen por patologías de rodilla y el 21% tienen problemas de hombro. Otras articulaciones, como el tobillo, el codo o la muñeca, también son tratadas ya en el CHUO con esta técnica aunque, por la complejidad de estas articulaciones, se han incorporado más recientemente.

Esta progresión en la implantación de la artroscopia en Ourense responde a un compromiso firme de los profesionales del CHUO para formarse y mantener una actualización constante de sus conocimientos. La mitad del equipo de Traumatología está familiarizado con la técnica «e incluso en estos momentos ya se están haciendo grupos de trabajo con personas que se dedican más a la rodilla, al hombro, o al pie; de forma que damos un tratamiento mucho más eficaz y con una formación más continuada porque te especializas más en un área del cuerpo», explica Juan Antonio Blanco Novoa, miembro del equipo de Traumatología. Este especialista dirigió ayer la primera de dos jornadas formativas que se desarrollaron en un laboratorio móvil desplazado hasta el CHUO por una firma alemana puntera en la técnica. Este primer día se dedicó a intervenciones de hombro y rodilla con profesionales que no han realizado antes artroscopias. La de hoy, en la que se trabajará con patologías más complejas, de muñeca y tobillo, está orientada a miembros del equipo de traumatólogos que ya hacen cirugía y que tendrán la oportunidad de experimentar con técnicas más avanzadas «que suponen una puesta al día», señalaba Blanco Nóvoa, que es además instructor en Múnich.

«Esta unidad es un auténtico lujo: un laboratorio móvil con piezas cadavéricas lo que normalmente en muy pocos puntos de Europa e incluso en España se podría realizar. Para nosotros supone la posibilidad de realizar la formación en casa, sin necesidad de desplazarnos», señaló el especialista.

Convertirse en sede

En estos momentos, el artrolaboratorio alemán que desplazó su unidad a Ourense es, junto con otro similar ubicado en París, referencia internacional para el aprendizaje. La opción para los profesionales que buscaban esa formación era desplazarse a alguna de esas dos ciudades europeas o a las facultades de medicina de Madrid o Barcelona, que son las dos que ofrecen esta formación en España.

Pero en un futuro no muy lejano Ourense puede convertirse en otra referencia para la formación. Así lo apuntaba ayer el gerente del área sanitaria ourensana Dionisio López Bellido. «Nuestra intención es que el laboratorio móvil, este o similares, se integren en la linea de innovación que está iniciando el hospital a través de los sistemas de livinglab del proyecto Hospital 2050», señaló el gerente recordando que Ourense ya cuenta con formadores internacionalmente reconocidos, como Blanco Nóvoa. «No solo vamos a incorporar esta formación en la rutina habitual de los traumatólogos residentes, sino que vamos intentar ser atractivos para que quieran venir y convertirnos en centro referencial para otras áreas».

Un proceso quirúrgico que reduce el dolor y el tiempo de recuperación

La artroscopia es una técnica quirúrgica que consiste en la introducción de una cámara de fibra óptica a través de pequeñas incisiones milimétricas, junto con instrumentos de microcirugía que permiten realizar múltiples intervenciones o extirpar un área lesionada. La reparación y reconstrucción de ligamentos o la cirugía de menisco son algunas de las más frecuentes.

Esta técnica ofrece múltiples ventajas al paciente. «Básicamente es menos agresiva que la cirugía convencional, una técnica que se hace a través de mínimas incisiones, incluso en la rodilla, el tobillo y la muñeca no llegamos a dar puntos», explica Juan Antonio Blanco Novoa.

Este especialista del servicio de Traumatología del CHUO destaca que la cirugía artroscópica reduce notablemente el posoperatorio «porque es más liviano, lo cual facilita que vayan en régimen de cirugía mayor ambulatoria, o con estancias muy cortas, de un día». Otros puntos a favor son la reducción del dolor «y que la recuperación funcional también es muchísimo más rápida que la cirugía abierta», dice.

En sus orígenes la artroscopia tenía una finalidad puramente diagnóstica. Hoy es una alternativa a la cirugía tradicional que, según señalan desde el servicio de Traumatología del CHUO puede estar indicada para cualquier patología intraarticular donde se pueda acceder con un artroscopio. «En la actualidad podemos hacer técnicas en la rodilla, en el menisco, en los ligamentos y cartílago de cualquier articulación, e incluso para cirugías de inestabilidad de cadera y de hombro podemos aplicar la cirugía artroscópica».

La Voz de Galicia
Lo sentimos, no hemos podido atender su petición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El CHUO apuesta por la formación en cirugía artroscópica avanzada