Las autocaravanas no flotan

Un informe municipal es contrario a que se construya un área de iniciativa privada en las riberas del río Miño, a su paso por la capital, por ser una zona inundable


ourense

Que las autocaravanas no flotan puede parecer una obviedad. Pero en el caso de la ciudad de Ourense es un detalle que no es baladí. Y es que las iniciativas, tanto públicas como privadas, para poner en marcha la demandada área de autocaravanas en la capital se encuentran con la oposición frontal de los técnicos municipales por tratarse de una zona inundable, tal y como recoge en su normativa la Confederación Hidrográfica Miño-Sil.

El último movimiento en este sentido fue el de un promotor privado, que sondeó la posibilidad de crear un espacio para los vehículos turísticos en una parcela situada en las proximidades de la carretera N-120, en el entorno de las riberas del río Miño.

El veredicto fue el mismo que en anteriores ocasiones al entender que ocupaba una zona inundable. La única alternativa que se ofrece para desbloquear esta ubicación o una similar, en el entorno de las riberas del Miño, pasa por una modificación urbanística. Dado el escenario actual de incertidumbre no es una opción que ahora mismo se contemple en el Concello de Ourense.

La propuesta de crear un área de autocaravanas de iniciativa privada en el entorno de la antigua carretera de Vigo se suma a otras similares, aunque de capital público, que de momento se han quedado en el limbo. En el pleno municipal de abril, el grupo municipal de Ourense en Común llevó a debate una moción para que se construyera este espacio para los autocaravanistas en los terrenos que dejaría libres la vieja depuradora de Reza. El gobierno del PP esgrimió un informe de la CHMS para descartar esa alternativa. Además, aprovechó para poner sobre la mesa sus planes para ese espacio, que eran muy distintos y que pasan por la construcción de un aparcamiento para la zona termal, una zona de crossfit y un parque canino.

Sin el apoyo del cámping

Otra alternativa que tenían los propietarios de este tipo de vehículos cuando llegaban a la capital ourensana era la del cámping de Untes. Desde que Aspanas lo cerró a cal y canto, ese espacio se encuentra fuera de servicio y todo apunta a que continuará tiempo así, toda vez que el gobierno local todavía no ha sido capaz de rescindir el contrato con la anterior concesionaria.

En este escenario de compás de espera cobra relevancia el acuerdo plenario adoptado en abril y que pasaba por la elaboración de un estudio técnico y económico para analizar la mejor ubicación para este tipo de turistas.

Los turistas que llegan en autocaravana están en auge. En el caso de la capital ourensana tienen que buscarse la vida en espacios que no están habilitados de forma adecuada ni cuentan con los servicios necesarios -el aparcamiento de Outariz es uno de los ejemplos más claro- o en pequeños espacios de carácter privado que son insuficientes ante la demanda. En otras zonas de la provincia de Ourense sí que se han dado pasos en este sentido. Es el caso de las áreas que se encuentran habilitadas en ayuntamientos de Cartelle, A Rúa, O Barco de Valdeorras o Ribadavia.

O Couto y San Francisco, lugares alternativos

Desde que se abrió el melón del debate sobre dónde ubicar las autocaravanas en la ciudad de Ourense todas las miradas se dirigieron a las riberas del río Miño, por la costumbre de verlas allí estacionadas. Sin embargo, desde uno de los colectivos de autocaravanistas activos en la ciudad, la asociación Afilador se apunta a otros espacios más próximos al centro urbano, como los barrios de O Couto y San Francisco. Este colectivo, presidido por Juan Antonio Ocón Villalón, entiende que para atraer a los autocaravanistas es básico tener una ubicación próxima al centro para incitar a que conozcan y gasten en la ciudad.

Precisamente hoy llega a O Barco la Ruta de Autocaravanas Yakart en la que participan treinta vehículos que mañana recalarán en Ourense. Uno de los objetivos de esta iniciativa es reivindicar la necesidad de que existan áreas específicas para autocaravanas y de que se mantengan en buenas condiciones. Según explican desde el Caravaning Club Yakart, el área de O Barco ha sido una de la que más quejas se han recibido en la agrupación gallega. Reclaman mayor atención y cuidado de este espacio. Sindo López, tesorero de la Asociación Galega de Autocaravanas, incide en la importancia de que los ayuntamientos creen áreas específicas y mantengan las ya existentes. Y señala el caso de Ourense, sin lugar para las autocaravanas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Las autocaravanas no flotan