Ourense atiende las recomendaciones y blinda las fiestas para evitar atentados

En las noches que actúan las orquestas se protege Progreso con bloques de hormigón


ourense / la voz

Los últimos ataques yihadistas que han sacudido diferentes puntos de Europa, como Niza o Berlín, hicieron que se dispararan las alarmas en España. El Ministerio del Interior realizó un requerimiento a los ayuntamientos para que colocaran barreras físicas en los accesos a zonas peatonales o lugares en los que se esperara una elevada afluencia de público. En esta línea, ciudades como Pontevedra o villas como Monforte tomaron medidas durante las pasadas Navidades. En Ourense, el plan relativo a la prevención y protección antiterrorista -en la actualidad se encuentra en Alerta 4, que supone un riesgo alto- no se ha puesto en práctica hasta la llegada de la semana grande festiva. El pasado fin de semana, se instalaron bloques de hormigón para blindar la rúa Progreso contra la presencia de vehículos pesados durante la celebración de la verbena, en la que participó la orquesta Grupo Assia. La protección fue instalada en las proximidades de la gasolinera de Pérez Rumbao, toda vez que la aglomeración de gente se daba en las proximidades de la Alameda. Horas antes se celebraba el pregón de inicio de las fiestas, con la presencia del humorista ourensano Sergio Pazos y el concierto del músico gallego Iván Ferreiro. Las orquestas volverán durante el fin de semana a la céntrica calle ourensana, donde se repetirá la vigilancia. Los bloques de grandes dimensiones se colocan de forma que se obliga a los coches a realizar un zigzag y aminorar la marcha. Los vehículos pesados ya quedan vetados con esta medida de seguridad.

La decisión se adoptó tras la celebración de una reciente junta de seguridad local. A proposición de la Policía Nacional se apostó por la instalación de las barreras físicas en zonas de fácil acceso para vehículos y en las que se preveían grandes aglomeraciones. La vigilancia, además de en la zona de Progreso, también se intensifica en Pardo de Cela, donde los cortes de tráfico ya blindan contra automóviles esta zona con las medidas de seguridad habituales. Según explicaron fuentes de la Policía Nacional, la decisión de dónde colocar las barreras la adoptó la Policía Local, que «conoce mejor el terreno». Las mismas fuentes señalan que no se descarta tomar medidas similares en la rúa do Paseo, toda vez que es un espacio muy transitado por peatones.

Los conciertos de la Praza Maior tienen por segundo año consecutivo acceso limitado

La Praza Maior se ha consolidado en los últimos años como el lugar de referencia para las actuaciones musicales de las Festas de Ourense. La reducción de los conciertos de pago -este año tan solo se ha programado uno en el Posío- hace que artistas con tirón para el público actúen en la Praza Maior, que anteriormente tan solo se reservaba para conciertos de menor expectación. Esta nueva filosofía llevó al gobierno local a plantearse el año pasado la necesidad de controlar el acceso de público a la plaza. La medida cogió por sorpresa a muchos asistentes a los conciertos del 2016, que pusieron en cuestión este proceder. Pese a ello, el Concello ha decidido repetir este año y durante los conciertos se crear puertas de entrada y salida para gestionar el acceso del público y que no haya riesgo de sobreaforo. También por seguridad, se limitaron las calles en las que se ubica la Feira Histórica (29 de junio al 2 de julio).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ourense atiende las recomendaciones y blinda las fiestas para evitar atentados