«Los autocaravanistas somos muy bien recibidos en Francia y Alemania»

Rubén Nóvoa Pérez
rubén nóvoa OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Alvaro Vaquero

De los viajes realizados en 34 años se queda con sus visitas a Cabo Norte y la Alsacia

25 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Juan Antonio Ocón Villalón (Ourense, 1955) lleva un año jubilado. Fue visitador médico durante 37 años y asegura que, aunque echa de menos a sus compañeros, su agenda echa casi más humo que cuando trabajaba. «Suele decirse que los jubilados no tenemos tiempo para nada y es verdad. Me gusta mucho la fotografía. Hice tres cursos en el último año y tengo muchas aficiones. Me encanta, por ejemplo, la informática y luego viajo en autocaravana. No viajo más, porque mi mujer todavía trabaja (risas)», explica sentado de manera confortable en un vehículo al que no le falta detalle y con aire acondicionado que es algo así como un oasis en O Tinteiro en plena ola de calor.

De su vida profesional, Ocón Villalón se queda con las relaciones sociales. «La de visitador médico es una profesión grata, que tiene sus cosas buenas y malas. La gente de fuera suele ver solo las buenas y los que estamos dentro, solo las malas».

Desde que se jubiló hace un año tiene más tiempo para dedicarle a su gran pasión: los viajes. Y es que la relación de este ourensano con el campismo viene de lejos. «Llevó haciéndolo desde hace 34 años. En mis tiempos jóvenes estuve en los campamentos de verano de la OJE, que era lo que había y siempre me gustó. Empecé con dos caravanas y ahora tengo una autocaravana», explica. Llegados a este punto, Juan Antonio Ocón quiere hacer un inciso: «La gente ajena a este mundo se hace un lío entre la caravana y la autocaravana. La primera es arrastrada por un coche y, por tanto, es un vehículo articulo. La segunda es un vehículo integral y tiene su autonomía propia y es más apropiada para hacer muchos viajes. La caravana se asocia más a tenerla como base del desplazamiento en un cámping».