José Luis Abadín Iglesias: «No me resisto a buscar un volante en un campeonato internacional»

Alterna distintos trabajos para seguir mostrando su velocidad


ourense / la voz

Que la vida de José Luis Abadín Iglesias (Ourense, 1987) iba a girar en torno al mundo del motor se veía venir desde que su padre le regaló una moto a los cinco años, pero aún encontrándose con la barrera de los presupuestos necesarios para encontrar plaza en los grandes competiciones automovilísticas, sigue sorprendiendo su tesón y su afán por demostrar cada vez que su sube a un bólido la capacidad que tiene para ser veloz.

«La verdad es que a veces puedes desilusionarte un poco, pero nunca bajo los brazos. Recientemente acaba de frustrarse un proyecto muy bonito que teníamos entre manos para correr en las Le Mans Series, pero falló el patrocinio a última hora y habrá que buscar otras alternativas», relata un Amorín que no mira hacia atrás. A punto estuvo de colarse en un campeonato que pasea por circuitos míticos como Monza, Silverstone, Paul Ricard o Spa y el apenas tiene tiempo para embarcarse en sus viajes a Madrid, Portugal o Abu Dabi, un triángulo en el cual no le falta trabajo.

«Estoy muy activo en tareas de formación con la Escuela Española de Pilotos (E2P). Hago sesiones se driver coach y también de asistencia para que otros pilotos puedan alcanzar objetivos concretos. También participo en eventos con grandes marcas como Mercedes o Maserati y trabajo específico para los propios circuitos», explica el emprendedor deportista con raíces celanovenses.

Aún así, no pierde la mínima ocasión para demostrar a quien quiera verlo su habilidad sobre la pista. Es el ejemplo de uno de sus últimos proyectos, en el que conduce para la escudería de los alumnos del Máster en Ingeniería de Vehículos de Competición de la Universidad Nebrija. Con ellos participó en la última edición de las Tres Horas del Jarama: «Terminamos segundos y alcanzamos un buen ritmo, en el además superé a mi compañero, que es tu primer rival en cada carrera, la verdad es que no me resisto a buscar un volante en un campeonato internacional y tengo que mostrar en cada momento de lo que soy capaz».

Abadín siempre está al cabo de la calle de todo lo que sucede en el mundillo y, de hecho, tras participar en nuevos eventos en distintas ubicaciones, también actuará como comentarista televisivo: «Estoy ocupándome últimamente de la Fórmula E y siempre es un placer que cuenten conmigo, en la segunda quincena de mayo tengo previsto regresar a los Emiratos para realizar algún test más. Estuve con los Fórmula 3000 en Yas Marina y quizás vuelva a repetir en alguna ocasión mi trabajo con Ferrari en las Driver Experiences de su parque temático, pero en realidad la prioridad es la de volver a competir».

Si las Le Mans Series eran un objetivo soñado para este curso, con la treintena recién cumplida, el ourensano no oculta que los campeonatos de resistencia serían una buena opción para las próximas temporadas y tampoco pierde de vista el Trofeo RACE de Turismos como alternativa viable. Incluso, dentro de su carácter extrovertido caben iniciativas casi tan atractivas como secretas: «De pequeño comencé con las motos y, después siempre preferí los coches, pero me ofrecieron la posibilidad de desarrollar un modelo de moto eléctrica, del que no puedo dar muchos detalles todavía».

Con cierta añoranza, también le gustaría que el mundo del motor siga profesionalizándose en Galicia: «Ahora es difícil que me venga para aquí, pero me gustaría dar clases y colaborar en que esto crezca, hay que hacer más cosas siempre que se pueda, sobre todo con el campeonato de karting, de ahí surge todo en el automovilismo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

José Luis Abadín Iglesias: «No me resisto a buscar un volante en un campeonato internacional»