Los clubes asumen la apuesta obligada por el trabajo formativofútbol salafútbolatletismoNatación

Luis Manuel Rodríguez González
LUIS M. rodríguez OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Las ayudas públicas se dirigen en exclusiva a las categorías de base y al fomento de la práctica de hábitos de vida saludable

07 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Ourense es una ciudad con vocación deportiva. Basta con observar el auge del running o los hábitos de vida saludable en sus paseos fluviales. En ese sentido, también es notable el funcionamiento de clubes deportivos de base en la ciudad, una red en la que el Consello Municipal de Deportes colabora activamente para facilitar su actuación, a través de convenios y subvenciones proporcionales a distintos baremos.

Edades

Bonificación para categorías de base. Entre los criterios objetivos que establecen esas cuantías, las bases de las ayudas económicas contemplan mayor puntuación para aquellos clubes que presentan una cifra más elevada de deportistas en edades de formación (hasta la categoría juvenil). En su día, el Club Pabellón reunió distintas modalidades deportivas, que con el tiempo se fueron separando en distintas entidades. Son en todo caso las más reconocibles como escuelas formativas. Así dos clubes de fútbol y uno de fútbol sala se combinaron para albergar a más de cuatrocientos jóvenes en el último ejercicio y también superan el centenar en balonmano y gimnasia con otras dos formaciones. El clásico Natación Pabellón también se acerca a las 150 fichas, incluidas las que tramita en triatlón.

colegios

El fútbol y el deporte escolar. Los reclamos del deporte rey son indiscutibles a la hora de hablar de número de licencias, por lo que las entidades vinculadas al balompié -incluido el fútbol sala- son las más numerosas. Junto al Pabellón destaca el Ourense CF, la recién llegada UD Ourense, Velle, Santa Teresita, Arrabaldo y otras entidades como la EDO, Bosco, Carmelitas y La Purísima que además del balompié dedican monitores a otras especialidades deportivas. Y es que la clave radica en sus instalaciones en centros escolares, cuando no una vinculación directa con colegios. En el caso de la Escola Deportiva Ourense, incluso cuentan con una experiencia de colaboración con el propio Consello Municipal de Deportes, con el cual asumieron un acuerdo para desarrollar distintas acciones formativas a lo largo y ancho de la ciudad, antes de convertirse en una estructura consolidada como club y también con un vínculo escolar a través del Blanco Amor.