El Concello de Ourense castiga incumplimientos de la concesionaria de la limpieza

El gobierno local retrae cantidades «moi importantes» por no ajustarse al contrato


ourense / la voz

¿Es Ourense una ciudad limpia? A tenor de los resultados del último barómetro de Sondaxe para La Voz de Galicia sobre esta cuestión sí, ya que seis de cada diez encuestados se mostraron satisfechos con el nivel de limpieza de la capital ourensana. Pero el gobierno municipal quiere más. Y, por eso, está encima de la empresa concesionaria para que cumpla a rajatabla el pliego de condiciones. No se trata de una cuestión baladí, ya que se trata del contrato más cuantioso de todos los que firma el Concello de Ourense por la prestación de servicios. Cada año se estipula un pago que ronda los diez millones de euros a Ecourense. Eso al menos es la teoría, porque en la práctica esa cantidad está sujeta a revisión.

Según explicaron fuentes municipales es habitual que desde el Concello se retraiga una cantidad de los pagos que deberían hacerse a la concesionaria por entender que incumple el pliego de condiciones. Las mismas fuentes aseguran que se trata de una cantidad «irregular» y que varía en función del mes y del seguimiento que se realiza. En todo caso, el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, aseguró ayer tras la junta de gobierno que se trata de cantidades «moi importantes». Para cuantificar esa cifra, el gobierno municipal demandó al departamento correspondiente que elabore un informe sobre la cantidad exacta que se restó a la concesionaria desde el inicio del mandato del PP.

Vázquez Barquero pide la dimisión del edil Araújo por dejar caducar el expediente

Desde el grupo municipal socialista se considera que la caducidad en el expediente sancionador por los dos casos de legionela detectados en el año 2015 es una «nueva burla y tomadura de pelo» por parte del gobierno municipal. El portavoz del PSOE, José Ángel Vázquez Barquero, entiende que este hecho es la «guinda de la tarta» en la actuación del Partido Popular en la crisis generada por estos dos casos. Pero Barquero fue más allá y aseguró, a preguntas de los periodistas durante una comparecencia de prensa para hacer balance de la gestión del PP en el gobierno, que el concejal de Medio Ambiente, José Araújo, debería «repensarse su situación en el gobierno y dimitir por las conclusiones de la comisión de investigación y por reconocer que dejó caducar el expediente. Nos parece un tema muy serio».

Los socialistas se mostraron muy activos en los casos de legionela. De hecho, a raíz de una petición suya y de Democracia Ourensana se creó la comisión de investigación que se dio por cerrada el miércoles. Los socialistas añadieron una conclusión a mayores de las que presentó el PP y que estaba relacionado con el hecho de que entienden que el gobierno de Ourense dio prioridad al impacto mediático del caso sobre la seguridad de los trabajadores.

«Desidia y parálisis»

Barquero hizo balance del mandato del PP. «A xestión do PP é unha mestura de desidia, parálise e caos. Non hai área que se salve», indicó. En concreto, censuró la ausencia de presupuestos o los retrasos en el PXOM o la reforma fiscal.

El alcalde justifica el retraso en la sanción por la legionela por ser «prazos axustados»

El retraso en cerrar el expediente sancionador contra la empresa concesionaria de limpieza, Ecourense, se debe a que se trata de procesos complejos y con unos plazos «moi axustados». Así lo aseguró ayer el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, quien explicó que sucede de forma habitual en procedimientos administrativos que los plazos se vuelven insuficientes: «Moitas veces os prazos para dar resposta apúranse ao máximo e iso fai que o expediente caduque».

Ese fue el caso del trámite sancionador por los dos casos de legionela. Jesús Vázquez quiso resaltar que ese procedimiento se puso en marcha a iniciativa del gobierno popular por entender que hubo falta de transparencia por parte de Ecourense, a la hora de comunicar el incidente. Entiende el regidor popular que la recién finalizada comisión de investigación reafirma su postura y que, por tanto, el expediente se reiniciará para tratar de sancionar a la concesionaria. Recordó, además, que la propia Xunta de Galicia había iniciado otro expediente sancionador al tener que ser ingresados dos de los empleados de la empresa. «A comisión investigadora reforza a nosa idea. Outra cousa é que caducou o expediente e toca reinicialo», aseguró. Tras la reunión de la junta de gobierno, el alcalde quiso poner la venda ante posibles críticas por este hecho y pidió que nadie «vexa máis alá» en este retraso en sancionar a Ecourense y puso sobre la mesa la multa de 6.000 euros que se aprobó en esa reunión del gobierno por la limpieza de unos terrenos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello de Ourense castiga incumplimientos de la concesionaria de la limpieza