El ourensano que apadrina Contador

Felipe Pavón será presentado el próximo lunes en el club de la Fundación de la estrella de Pinto


ourense

Felipe Pavón Campos (Ourense, 2000) apenas acumula un año practicando el ciclismo federado y, aún así, fue seleccionado como uno de los trece integrantes del plantel júnior de la Fundación Alberto Contador, junto a los principales baluartes de su generación en todo el país y algún que otro fichaje europeo.

«Estoy muy ilusionado, la verdad es que todo ha pasado muy rápido, apenas competí un año como cadete en el Club Ciclista Ponteareas y fue todo muy bien. Salvo en tres carreras, siempre terminé entre los diez primeros y, gracias a la Fundación Óscar Pereiro, también pude acudir a la Vuelta al Besaya, de tres días. Después me apunté al campus de selección de la Fundación Contador. Primero me cogieron entre los veinticinco que estuvimos un fin de semana en Zaragoza y, de ahí, salimos solo cinco para el equipo», relata este ourensano que demostró buenas maneras en diversas disciplinas deportivas, antes de decantarse por los pedales.

Con mentalidad autodidacta, no faltó quien le diera algún buen consejo que a día de hoy valora con gratitud: «Pablo Atrio me ayudó mucho en Pereiro de Aguiar y me dejaba material, después Veiga me enseñó muchas cosas en Ponteareas».

Ahora, está dispuesto a tomarse más en serio el ciclismo, ya dentro de las pautas de un club como el auspiciado por la estrella de Pinto, con el cual se presentará el próximo lunes en Móstoles: «Ya hemos realizado varias actividades juntos para irnos conociendo, porque venimos casi todos de sitios diferentes. Seguiré viviendo en Ourense y estudiando Bachillerato. Cuesta un poco compaginar el deporte con los estudios, porque en otras comunidades autónomas dan más facilidades, pero habrá que esforzarse. Los fines de semana me incorporaré al equipo en Madrid y, desde ahí, a donde toque competir».

El equipo de Felipe estará presente en todo el calendario nacional júnior, así como en las vueltas más importantes y también en alguna en Francia o Bélgica. Precisamente la escuadra de Contador tiene un acuerdo con otro club de este último país, con el cual realizará intercambios de ciclistas en momentos determinados del curso. En un futuro a medio plazo, el joven ourensano también estudia otras alternativas como ingresar en un centro de alto rendimiento, para poder garantizar la conciliación entre clases y entrenamientos.

Antes, toca encararse con un ídolo, porque parte de las motivaciones del emprendedor Pavón Campos partieron de aquellos tiempos en que seguía las andanzas del que fuera ganador del Tour de Francia: «Por fin lo conoceré el lunes, en la presentación del equipo, y llevaré su libro Tres sueños cumplidos, para que me lo firme. Ha sido una buena inspiración para mí y él me pareció un ejemplo a seguir, como persona y como deportista».

Junto al referente de la bicicleta de carretera en nuestro país, esta joven promesa ourensana entra en una dinámica en la que se verá acompañado también por dieciséis de los sub 23 que están brillando con más fuerza en el panorama continental. Al subir de categoría, los ciclistas ya se quedan en Madrid todo el año y algunos se suman a concentraciones de equipos profesionales.

Una promesa del piragüismo con más de 8.000 seguidores en Instagram

Si el nombre de Felipe Pavón era relativamente novedoso en los listados de la Federación Galega de Ciclismo, ya era bien conocido en otras dependencias deportivas por las hazañas del chaval.

Practicó baloncesto durante siete años, lució maneras de emergente golfista, llegando al escalafón de Tercera Categoría y también brilló en las filas del Náutico de Ribadumia: «Allí pasé muchos veranos y la verdad es que se me daba bastante bien el piragüismo, fue uno de los sitios donde me animaron mucho para la práctica del ciclismo, porque mi entrenador lo incluía en los entrenamientos». Quizás sus horas de kayak fueran decisivas también para forjar su fortaleza sobre la bicicleta. De hecho, es considerado un ciclista todoterreno, potente en el llano y eficaz en las subidas explosivas.

Y la pasión deportiva del ourensano tiene un complemento artístico en el campo de la fotografía, con cierto toque de la modernidad correspondiente a todo un «milenial», ya que se desenvuelve como pez en el agua en las redes sociales y, claro está, una de sus favoritas es Instagram, en la que captó la atención de más de 8.000 seguidores.

También se muestra entusiasmado Felipe por la posibilidad de contar con las novedades tecnológicas de la Fundación Alberto Contador. En sus bicicletas Look, montarán en exclusiva este año un cambio con el nuevo grupo hidráulico UNO, desarrollado por Rotor durante los últimos seis años, lo que garantiza su rendimiento en competición, aún convirtiéndose en evidente banco de pruebas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El ourensano que apadrina Contador