El contrato del bus urbano deja vía libre a dar servicio a otros concellos

Se baraja que atienda a los polígonos industriales ubicados en el área metropolitana


ourense / la voz

Las reglas del juego del transporte público en Ourense y su área de influencia se encuentran en un momento clave para su futuro. La negociación de la puesta en marcha del transporte metropolitano coincide con la inminente licitación del contrato del autobús urbano. Un proceso condiciona indudablemente al otro y por eso Concello y Xunta trabajan de manera coordinada para dar pasos en ambos casos. Así lo aseguró ayer el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, tras la reunión mantenida el lunes en Santiago con la conselleira y con los alcaldes de los municipios implicados en el plan metropolitano.

La principal traba, además de las técnicas, para la puesta en funcionamiento de esta vieja demanda ciudadana estaba en la coordinación entre la empresa que opera en la ciudad de Ourense con las que llegan desde los ayuntamientos limítrofes. Sin embargo, el escenario ha cambiado en los últimos meses y, en cierta medida, parece más despejado para que el servicio entre en marcha este mismo año, tal y como se comprometió Ethel Vázquez en la cumbre mantenida en Santiago. La renuncia masiva de las empresas concesionarias en Galicia a realizar los servicios de línea hace que se abra la puerta a que sea el autobús urbano el que realice parte de esos servicios. «Hai novas circunstancias que quedaron de manifesto e que a ninguén lle estrañe que o Concello de San Cibrao desexe que se lle dea ese servizo aos polígonos desde Ourense», explicó el alcalde popular, Jesús Vázquez, a preguntas de los periodistas en un acto celebrado en el Concello de Ourense.

Es más, según detalló el regidor ourensano, el nuevo pliego de condiciones del contrato del autobús urbano ya contempla esa posibilidad al aumentarse el número de kilómetros que tendría que asumir la concesionaria. Ese incremento todo apunta a que supondrá también una subida en el canon anual. En todo caso, Jesús Vázquez sostiene que todavía no hay ninguna decisión tomada en firme y que en los próximos días se recabarán datos por parte de los ocho concellos implicados - Ourense, Amoeiro, Barbadás, Coles, Pereiro de Aguiar, Punxín, San Cibrao das Viñas y Toén- para que sean cotejados por los técnicos de la Consellería de Infraestruturas.

El mapa de líneas en la capital aún se encuentra pendiente

El pliego de condiciones por el que se regirá el autobús urbano se encuentra en plena tramitación. Tal y como confirmó el concejal de Infraestructuras, José Araújo, a representantes de la oposición en junta de área todavía se encuentra pendiente de entrega el anexo de las líneas en el nuevo escenario. Todo apunta a que ese diseño se verá supeditado por si, finalmente, la empresa de la capital tiene que hacerse cargo de viajes a ayuntamientos limítrofes, como San Cibrao, Pereiro o Barbadás.

El nuevo escenario en el que trabajan desde la Xunta y los concellos del área metropolitana supondría acabar con el eterno debate de la ubicación de los intercambiadores. Siempre generó mucha controversia la entrada de buses que operan en otros concellos en la ciudad y, de confirmarse, que esos viajes serían asumidos en su totalidad o en parte por la empresa de la capital el conflicto moriría. Tampoco tendría que acometerse el proceso de instalación de las máquinas canceladoras de los billetes. «É un importe considerable», razonó el regidor ourensano.

El alcalde asegura que se cumplen los plazos y que el texto aún puede sufrir variaciones

El contrato que sustenta el servicio del autobús urbano en Ourense es uno de los que se encuentra actualmente caducado. En concreto, la concesionaria (Urbanos de Ourense) presta el servicio en precario desde mayo del 2015, coincidiendo con las elecciones municipales y el consiguiente cambio de gobierno. El PP asumió desde entonces la gestión del nuevo pliego y se encontró con un inesperado revés: la contratación tenía que estar publicada durante un año en el Diario Oficial de la Unión Europea. Estuvo suponía, por tanto, un retraso inesperado en la tramitación. Ese plazo se cumplió el pasado mes de septiembre y, pese a ello, todavía queda un largo camino por delante. Según explicó el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, el pliego se encuentra en el servicio de contratación, donde debe de ser gestionado hasta que salga a concurso. Se hizo entrega del grueso del contrato a finales de diciembre, aunque todavía queda pendiente la entrega de algunos anexos, como es el caso del diseño de las líneas. «Os prazos estanse cumprindo», aseguró Jesús Vázquez.

Además de por el área de Contratación, el pliego de condiciones todavía tiene que pasar por la asesoría jurídica y por el departamento de Intervención. «Ten que estar suxeito a múltiples informes e pode sufrir aínda múltiples cambios», explicó el alcalde ourensano.

El contrato del autobús urbano es uno de los más elevados en el Concello de Ourense. El que se encuentra en vigor supone un desembolso económico anual para las arcas municipales que supera los cinco millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El contrato del bus urbano deja vía libre a dar servicio a otros concellos