El penúltimo trampolín de Benito Iglesias

Ex del PP y de Ciudadanos, ahora ha creado el partido Adelante


Ourense

El de Benito Iglesias Padrón es un nombre conocido en Ourense por la actividad que despliega desde diferentes trampolines públicos. Además de erigirse en portavoz del sector inmobiliario -primero a nivel provincial y, luego, autonómico- e incluso de todo el empresariado, con el Club Financiero de Ourense, Iglesias ha tenido una variada carrera política. Su última aventura en este ámbito acaba de anunciarla: la creación de un partido político propio.

La formación se llama Adelante y servirá de altavoz al empresario ourensano después de pasar por PP y Ciudadanos sin lograr colmar todas sus aspiraciones. Cuando José Manuel Baltar sucedió a su padre al frente de los populares, en el año 2010, formó parte de su primera dirección provincial, pero el nuevo presidente acabó prescindiendo de él en la primera renovación que hizo de su equipo, tres años después. No destacó en listas electorales ni se le ofreció ninguna responsabilidad orgánica y acabó dejando la militancia del PP.

Iglesias buscó cobijo más tarde en Ciudadanos. Apareció en la formación naranja casi por sorpresa cuando el partido se vio obligado a nombrar una gestora en Ourense. El equipo que hasta entonces dirigía la organización en la ciudad dimitió tras prohibírseles presentar candidatura a la alcaldía en el año 2015 y la dirección provisional nombrada entonces incluía su nombre. Llegó a ser número tres de la candidatura al Senado, sin que la formación lograse representación, pero cuando el partido tuvo que elegir una nueva junta directiva en Ourense no logró el apoyo de la militancia para formar parte de la misma.

Ahora Benito Iglesias prueba con Adelante, «un partido político por y para Ourense», según figura en su página web. Acompañado de otros ex dirigentes de Ciudadanos, en el ideario de su nueva organización se definen como «respetuosos con la Constitución y reformistas» y dicen apostar por el reequilibrio territorial. Iglesias es su presidente, un cargo que no alcanzó en sus anteriores aventuras políticas. Aunque no será la primera vez que escuche esa palabra acompañando a su nombre, como presidente de la Asociación de Empresarios Inmobiliarios de Ourense (Adeido) y de la Federación Galega de Empresarios Inmobiliarios (Fegein). Además, cuando la Cámara de Comercio y la CEO hablan de compartir recursos y desarrollar proyectos conjuntos, Iglesias acaba de ponerse al frente, también como presidente, de una entidad alternativa, el Club Financiero de Ourense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

El penúltimo trampolín de Benito Iglesias