«Me considero afortunada, pero la suerte me llegó siempre trabajando»

La periodista carballiñesa Leticia Iglesias es la directora de comunicación de Coca-Cola España


ourense / la voz

La carballiñesa Leticia Iglesias es, desde hace dos años, la directora de Comunicación de Coca-Cola España. Ha sido presentadora de informativos de la Radio Galega, CNN+, Telecinco, Expansión TV e incluso puede presumir de haber sido alumna de Letizia Ortiz -antes de ser Reina de España- en un máster de comunicación. Tiene dos hijos que se llaman Jacobo y Marina. Presume así de llevar a Santiago y Ourense allá donde se encuentre.

-¿Cómo fueron sus inicios en los medios de comunicación?

-Mi primer contacto fue en la radio en O Carballiño. Allí empezó a entrarme el gusanillo por la información. Empecé Periodismo con 17 años en Santiago. Recuerdo que los viernes me cogía un tren y me iba a O Carballiño para ver cómo se hacían las desconexiones locales. Las primeras prácticas fueron en la Radio Galega, en donde hacía los informativos de fin de semana y, seguidamente, pasé a la corresponsalía de Televisión Española. Allí tuve mi primer contrato, que fue para cubrir las elecciones autonómicas del 2001.

-¿Cómo recuerda esa primera experiencia, ya contratada?

-Fue brutal. Recuerdo que me pilló uno de los acontecimientos más impresionantes para cualquier periodista, como fue el 11-S, los atentados de Nueva York. Recuerdo haber estado en el centro territorial buscando gallegos en Nueva York. Todo el mundo recuerda dónde estaba ese día. Yo, trabajando.

-Enseguida se fue a Madrid.

-Quería seguir estudiando y formándome. Empecé a buscar posibilidades y vi varios máster y cursos de formación. Justo cuando terminé el contrato inicié el máster. Me fui a Madrid, aunque me ofrecieron continuar en el centro territorial. Recuerdo haber llegado a mi casa y celebrar un comité de crisis con mis padres para ver qué hacía. A la gente le da reparo moverse de la zona de confort, pero a mí, aunque me dé vértigo, digo: ¡Vamos para adelante!

-Y decidió entonces especializarse en temas económicos.

-Creo que los periodistas debemos especializarnos y crear valor. Gracias a eso entré en Expansión Televisión en prácticas y cuando quedó vacante la corresponsalía de la Bolsa de Madrid me la ofrecieron. Y además, me propusieron una beca para hacer un máster de empresa.

-La experiencia en la Bolsa sería también enriquecedora.

-Mucho. Pero la más impactante en ese tiempo no tiene que ver con la Bolsa en sí. Ha sido el momento más duro de mi experiencia profesional. Fueron los atentados de Madrid del 11-M. Iba a trabajar a la Bolsa, cerca de Atocha. Y se colapsó el trafico. Había atasco y me bajé andando. Me quedé todo el día informando desde allí. La imagen de una chica, que creo que era colombiana, que se me echó encima y se me puso a llorar todavía la recuerdo... En la Bolsa estuve dos años, pero me llamaron de CNN+. Hice información económica y enseguida me pusieron a presentar un programa de entrevistas y más tarde los informativos de noche. Cuando se cerró CNN+ pasé a Cuatro y cuando esta cadena fue comprada por Mediaset, presenté los informativos de mañana de Telecinco.

-Y desde hace dos años, al otro lado de la información. ¿Cómo fue su contacto con Coca-Cola?

-Estaba trabajando feliz en el informativo y me dejaron un mensaje en el buzón del contestador. Una mujer me explicaba que una empresa de la que no me podía decir el nombre estaba interesada en mi perfil profesional. Al principio dije que no me interesaba. Pero pensé: ‘¿Si trabajara en una empresa privada, cuál me gustaría? Tenía claro que sería Coca- Cola’. Llamé de nuevo para interesarme y no me podía creer que fueran ellos.

-¿Qué le ofrece este cargo?

-Ha cambiado mi vida personal y profesional. Tengo que alcanzar el punto de encuentro entre el periodista y la empresa de comunicación. Mi reto es hacerlo cada vez mejor.

-¿Tiene algún consejo para los jóvenes que ahora mismo están buscando un empleo?

-Me considero una persona afortunada, pero la suerte siempre me ha pillado trabajando. Lo más importante es ser valiente y tener mentalidad positiva. Ser empáticos y tener conciencia social. Hay que atreverse y luchar, las cosas no vienen dadas, tienes que ir a por ellas.

«Queda mucho para que Ourense esté al nivel de calidad y servicios que merecemos»

Leticia Iglesias tiene 36 años y nació en O Carballiño. Tiene dos hijos. Está casada con Juan Tejón Borbón, nieto de Leandro de Borbón, también periodista. No olvida sus orígenes, ya que en Ourense todavía viven sus padres, abuelos y primos. Siempre que puede, regresa a su tierra.

-¿Sigue la actualidad ourensana?

-Intento todo lo que puedo. Tengo un buen amigo, Marcos Rocha (coordina las redes sociales de la Federación Española de Fútbol), que estuvo hace poco en la San Martiño y mi familia sigue ahí. Ourense me encanta, es maravillosa. Y veo cómo ha cambiado en los últimos años. Todas las Navidades paso por Ourense y hago ahí mis compras de Navidad. Ahora, por ejemplo, eché de menos los magostos. Pero las castañas me llegan siempre

-Desde el punto de vista social, ¿cuál es su percepción?

-Creo que todavía queda mucho para que Ourense esté al nivel de calidad y de los servicios que nos merecemos. Pero el avance que se ha hecho en últimos años es muy alto. Recuerdo que cuando tenía 19 años tardaba 9 horas en llegar a Madrid. Ahora es una maravilla. De hecho muchas veces hago ese trayecto y paro en O Carballiño, veo a la familia, y luego voy a Santiago en coche. Creo que hay que apostar por el AVE. Yo he visto el gran cambio.

-¿Cómo se ve Ourense desde Madrid?

-Yo lo tengo muy presente, pero no sé si otros lo tienen. Voy haciendo patria. Muchas veces cuando hablan de vinos gallegos y del albariño, yo recuerdo las cuatro denominaciones maravillosas que hay en Ourense.

-¿Qué echa de menos?

-Ahí esta mi origen y mi infancia. Cuando llegan fechas señaladas me acuerdo de todo. Es en donde está mi casa, en donde soy feliz.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Me considero afortunada, pero la suerte me llegó siempre trabajando»