Celso Touriño González: «Estoy agradecido porque me han vuelto a dar vida; no sé donde estaría sin esto»


Celso Touriño González es uno de los usuarios del programa en la capital ourensana. «Estoy muy agradecido. Para mí, ellos me han vuelto a dar la vida; y no sé donde estaría sin esto», señala refiriéndose a Cáritas.

Este lucense -nació hace 87 años en la localidad de Carballedo, aunque llegó con sus padres a Ourense cuando tenía diez y ya hizo aquí toda su vida- cuenta entusiasmado que él mismo ha ejercido de monitor en uno de los talleres. «Me dieron esa oportunidad y hacíamos manualidades con cuero, porque yo fui prácticamente toda mi vida zapatero, profesión que aprendí de mi padre», señala. El agradecimiento no de Celso a la entidad no es solo por haberlo incluido en el programa de mayores, sino también por la vivienda. Ocupa uno de los pisos en alquiler social que Cáritas tiene en las proximidades del jardín del Posío.

«Como cualquier chico de aquella época, trabajé desde los doce años», señala este vecino como prologo a la explicación de que, a pesar de su larga trayectoria laboral -tanto como autónomo como por cuenta ajena- cobra una pensión no contributiva de 365 euros con la que le resultaría imposible asumir un alquiler en el mercado libre. Un ictus cerebral, hace 27 años, la pérdida de su vivienda y otros problemas personales le fueron llevando a una situación de aislamiento social del que, asegura, ha salido gracias «a esta oportunidad que me han dado ellos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Celso Touriño González: «Estoy agradecido porque me han vuelto a dar vida; no sé donde estaría sin esto»