Problemas de ubicación en la quinta edición de la feria del libro antiguo

La Voz OURENSE

OURENSE CIUDAD

MIGUEL VILLAR

Los organizadores prefieren el Paseo, y no la Alameda, para futuras convocatorias

13 oct 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La quinta edición de la feria del libro antiguo y de ocasión de Ourense cerraba sus puertas, tal día como hoy de hace veinte años, con una reflexión crítica sobre la idoneidad de su ubicación en la Alameda. La responsable del certamen, Concepción Hermida, adelantaba ya su deseo de que las siguientes convocatorias se desarrollasen en un lugar peatonal más accesible y frecuentado por los ciudadanos. La calle del Paseo era la propuesta que, con las casetas recién cerradas, lanzaba Hermida al Concello de Ourense. La ubicación en la Alameda, explicaba a La Voz de Galicia, era la peor de todas las ferias gallegas de libros antiguos y de ocasión y ello repercutía directamente en el volumen de ventas y el número de visitantes, superado por ciudades con menos habitantes como Pontevedra, Lugo o Ferrol. En la edición de 1996, la feria vendió alrededor de 10.000 ejemplares, con un movimiento económico de en torno a los 4,5 millones de pesetas (27.000 euros). Siete librerías de Galicia, Madrid y Barcelona expusieron en los diferentes puestos unos 40.000 volúmenes. El precio medio del ejemplar, 450 pesetas (2,7 euros).