Dos vidas cruzadas entre los «sticks>» de hockey hierba

La internacional Olalla Piñeiro y el capitán del Polo, Migue Masana, se casaron ayer en la iglesia de Fátima


Ayer repicaron las campanas de boda en la iglesia de Fátima, estampa típica de cada fin de semana, porque el templo es uno de los más solicitados para esos menesteres en la capital ourensana. Pero la celebración de la tarde de ayer tenía algo de peculiar, un cierto tufillo a deporte, que tuvo además su apogeo cuando comenzaron a verse por los alrededores los característicos sticks de hockey hierba.

Y no era para menos, porque los contrayentes eran toda una internacional, Olalla Piñeiro, y el capitán del Real Club Polo de Barcelona, Migue Masana. La ourensana se aventuró a dejar atrás su casa para consolidarse como una de las mejores jugadoras del país en la estructura del gigante catalán. Al amparo de una familia muy vinculada a ese deporte en nuestra ciudad, logró pasar por todas las categorías de la selección española hasta asentarse en la absoluta hasta el pasado mes de julio, cuando anunció su retirada del combinado nacional, tras la eliminación en el preolímpico.

España fue repescada para los Juegos meses después, un detalle que no podía aventurar Piñeiro, ya pensando en sus planes de futuro con otro asiduo a las selecciones de base, que lo ha ganado todo con el Polo pero mantiene la asignatura pendiente de la absoluta, integrada por muchos de sus compañeros, que ayer podíamos ver en Ourense, como los olímpicos David Alegre, Xavi Lleonart, Manel Terraza y Álex Casasayas, sin olvidar al argentino Matías Rey, que participó del oro de «Los Leones» en Río de Janeiro. Sticks al cielo y que vivan los novios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Dos vidas cruzadas entre los «sticks>» de hockey hierba