La amenaza con un destornillador tras un robo le cuesta tres años y medio de prisión

El implicado añade un año y cuatro meses más por distintos robos en las termas de A Chavasqueira y Outariz


Ourense

Benigno M. M. le tenía bien tomada la medida a las termas de Outariz y a las de A Chavasqueira, donde consumó varios robos en agosto del 2013. En uno de los episodios que protagonizó en aquellas fechas fue descubierto y huyó a la carrera, pero fue perseguido por el dueño del coche en el que había fracturado la ventanilla triangular trasera para apropiarse de los efectos que encontró en el interior. Tanto el propietario del turismo como una joven que estaba con él lograron colocarse a su altura, momento en el que Benigno exhibió un destornillador con el que amenazó al perseguidor, con un explícito «si te acercas más, te mato». La advertencia surtió efecto y consiguió escapar con el botín que había logrado.

Llegó al banquillo este hombre, ya conocido de las fuerzas de seguridad, acusado de un delito de robo con fuerza continuado por la sustracción de efectos en varias taquillas de las termas de Outariz y en coches aparcados en las termas de A Chavasqueira. Por todos ellos, la aceptó una condena de un año, cuatro meses y veinte días. El otro robo, sin embargo, al haber sido con violencia en las personas, le ha costado tres años, seis meses y un día de prisión. Aceptó las penas, con lo que «ahorró» más de dos años medio sobre la petición inicial que había formulado el ministerio público.

Los efectos sustraídos a la pareja del atraco incluyen un iPod, una consola, un tableta, gafas, dos relojes, una cámara fotográfica, un teléfono móvil y doscientos euros en efectivo. La indemnización a los afectados asciende a cerca de 1.900 euros. Aunque por estos robos se encontraba en libertad, ayer acudió desde prisión por otro asunto.

 

Otro atraco, veinte euros

Quien también acudió ayer al banquillo del Penal 2 fue Rubén G. V., otra persona bien conocida por la policía. En esta ocasión, la causa tiene su origen en un robo cometido el día 10 de abril del 2013 poco antes de las nueve de la mañana en la calle Ribeiriño de Ourense. Siguió el acusado a una mujer y cuando ella entraba en el garaje comunitario, la cogió por el cuello, la amenazó con un navaja y obtuvo de esa manera veinte euros. Una vez que se hizo con la cartera, tiró el bolso en las inmediaciones, según sostiene la fiscalía, que solicita por ese hecho una condena de cuatro años de prisión.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La amenaza con un destornillador tras un robo le cuesta tres años y medio de prisión