Los universitarios siguen una dieta inadecuada y hacen poco ejercicio

Una investigación desvela que la mayoría están insatisfechos con su físico


ourense / la voz

El paso por la universidad no parece ser el momento de la vida más adecuado para cuidar de la salud. Así lo sostienen, al menos, varios trabajos de investigación realizados al hilo del programa Campus con Vida, una iniciativa que pretende fomentar los hábitos de vida saludables entre los estudiantes, algo en lo que, por lo visto, todavía hay mucho trabajo que hacer.

De acuerdo con los estudios, la mayor parte de los universitarios son más partidarios de la vida sedentaria que de la práctica de alguna actividad deportiva. Además, se alimentan de un modo inadecuado, alejados de la dieta mediterránea, y encima, o tal vez por ese motivo, no están contentos con su forma física.

Uno de los dos trabajos que se presentaron ayer se realizó sobre una muestra de 520 universitarios con edades comprendidas entre los 17 y los 30 años y procedentes de los tres campus, aunque cerca de la mitad estudian en el ourensano. Entre las conclusiones obtenidas destaca que el 23 % de los hombres y el 15 % de mujeres tienen problemas de sobrepeso y obesidad, mientras que se detectó un 10 % de universitarias con peso bajo. Además, se encontró que casi la tercera parte de las alumnas están en situación de riesgo cardiometabólico en base a los valores de la circunferencia de la cintura.

En cuanto al ejercicio, la mayoría del alumnado se clasificó con un nivel bajo y moderado de actividad física y, de hecho, solo la mitad de los hombres y la tercera parte de las mujeres reconocieron llevar un nivel alto de ejercicio. El informe también se centró en la relación entre la comida y las emociones, evidenciándose que estas influyen en la ingesta de alimentos.

 

Alcohol

Algo más de seiscientos universitarios participaron en el segundo estudio, en el que se analizaron cuestiones como las relaciones entre los jóvenes y el consumo de alcohol y tabaco. En este caso se ha podido analizar la evolución ya que se pasó el mismo cuestionario en dos etapas distintas. Una de las conclusiones observadas sostiene que con el paso del tiempo se reduce la dependencia tanto del alcohol como del tabaco.

Sin preocupación por mantener relaciones sexuales no seguras

El comportamiento sexual de los jóvenes que estudian en el campus de Ourense también ha sido objeto de estudio al hilo del programa Campus con Vida, que financia el Consello Social de la Universidad de Vigo y que se puso en marcha en el año 2010. Entre sus conclusiones, destaca que es durante el cuarto año de estudios cuando «o alumnado mantén en maior porcentaxe relacións sexuais con penetración» y que el preservativo masculino es el método anticonceptivo que con mayor frecuencia utilizan. Eso sí, a juicio de los investigadores resulta «alarmante» que haya un importante número de estudiantes encuestados que «non experimentar nunca agonía, culpa ou arrepentimento por ter mantido relacións sexuais sen tomar as precaucións oportunas». También se ha descubierto que la mayor parte de quienes usan el preservativo en sus relaciones, lo hace con el fin de evitar embarazos no deseados, y no tanto para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

A partir del próximo mes de septiembre se pondrá en marcha otro estudio en el que participarán 100 estudiantes. Se prevé que se analicen comportamientos durante cuatro años, «porque queremos ver si los programas que estamos llevando a cabo funcionan», dijo Maria Reyes Pérez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los universitarios siguen una dieta inadecuada y hacen poco ejercicio