Las guarderías de la Xunta dispondrán de 1.222 plazas en la provincia

La oferta pública la completan, en muchos casos, los propios ayuntamientos


Ourense

El próximo 2 de mayo, la Consellería de Política Social hará pública la lista de admitidos en alguna de las 30 guarderías de la que es titular en la provincia de Ourense y en las que oferta un total de 1.222 plazas para el próximo curso. A partir de esa fecha, se abrirá un período para presentar reclamaciones y a finales de mayo saldrán las listas definitivas. En Ourense, el número de guarderías públicas no variará, aunque el año pasado se anunció la puesta en marcha de tres nuevas: Verín, O Carballiño y Ourense (Fundación Amancio Ortega). Las tres tendrán que esperar un curso más. 

    La situación en la capital no es la misma que en el resto de la provincia. En zonas rurales, las plazas no suelen cubrirse, mientras en la capital habrá listas de espera. Precisamente el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, recordó hace pocas semanas que este curso 280 familias se habían quedado sin plaza. Mientras que en lugares como Vilamarín, por ejemplo, aunque se ofertan 41, las solicitudes hasta la fecha han sido 18. Las tres escuelas infantiles financiadas íntegramente por la Dirección Xeral de Familia, Infancia e Dinamización Demográfica están en la capital y son Antela (118 plazas), A Farixa (95) y Virxe de Covandonga (72). Ademas, en la modalidad de concierto destacan un total de 58 plazas distribuidas entre Los Tilos (28), Os Cativos  (14), Lazos (10) y la  escuela infantil Lecer (6). Hay que sumar las de Barrocas (91) y la de la calle Colón (42), ambas financiadas por el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar. En el resto de la provincia, en un total de 23 escuelas infantiles que pertenecen a este último apartado, hay 879 plazas. En A Rúa, Trives, Allariz, Bande, Viana do Bolo, Xinzo y Vilamartín, entre otros concellos, están todas cubiertas. Sin embargo, en localidades como Castro Caldelas, Oímbra y Xunqueira de Ambía no las han ocupado por completo. Casos especiales son los de Muíños y Cartelle. En el primero tienen 20 plazas y  10 cubiertas. Estuvo cerrada un curso pero la reabrieron con niños del propio ayuntamiento pero también y, sobre todo, de Lobios y Lobeira. En Cartelle tienen también 20 y este curso está cerrada. Pero para el próximo ya hay nueve niños a la espera, así que cuentan con reabrirla. En Oímbra son 20 plazas y quedan 3 libres. El resto de cabeceras comarcales ya las tienen cubiertas: O Carballiño, con 61, Ribadavia, con 41, y Pereiro, con 74.

Una de las poblaciones con más niños de la provincia no cuenta con guardería dependiente de la Xunta. Es Barbadás. Es municipal y ofrece 95 plazas. Como quedan niños fuera, crearon un cheque bebé que consiste en una ayuda para compensar la diferencia entre la pública y la privada. También de carácter municipal es la de O Barco, que tiene 40 plazas y está completa, y la de Celanova, con 41. Otra localidad en la que es el Concello el que gestiona la guardería infantil es Carballeda de Valdeorras. Tienen 25 plazas y están ocupadas 17.

Verín es la única cabecera de comarca ourensana que no dispone de una instalación de carácter público. Con una tasa anual que supera el centenar de nacimientos, el municipio dispone ahora de dos guarderías privadas, con capacidad para 70 pequeños menores de tres años. La Xunta había anunciado y adjudicado la obra de construcción de una nueva guardería pública en el camino de Sousas. La edificación tenía capacidad para 74 plazas. El nuevo grupo de gobierno municipal decidió que esa ubicación no era válida al no cumplir con una serie de requisitos planteados. El cambio de ubicación ha provocado una demora evidente en el inicio de los trabajos y aún no está claro cuándo comenzará la nueva obra.

En el Concello de O Carballiño estaba prevista la apertura de una segunda Galiña Azul. Ya en el año 2014 se llevó a sesión plenaria el nuevo centro, que se construiría en la misma finca que el colegio Campo da Feira. La oposición y rechazo del consejo escolar de este centro a ceder parte de sus terrenos dejó la propuesta en el aire y, así, la segunda guardería pública sin construir. Estaba previsto que tuviera 41 nuevas plazas. Más tarde se pensó en la zona de A Uceira. Con la entrada del nuevo grupo de gobierno, la construcción de la guardería se encuentra en punto muerto.

Además, en Trives existe un proyecto de ampliación para doblar el número de plazas en la guardería, porque había demanda. Se firmó el compromiso con Benestar en el 2014 pero no hubo avances.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las guarderías de la Xunta dispondrán de 1.222 plazas en la provincia