El agua de As Burgas puede bajar aún más la factura energética del pabellón

Una auditoría apunta mejoras en Os Remedios para optimizar la instalación térmica

La sala de máquinas del céntrico complejo es uno de los motores de su actividad diaria.
La sala de máquinas del céntrico complejo es uno de los motores de su actividad diaria.

OURENSE / la voz

Una de las grandes peculiaridades del complejo deportivo de Os Remedios es la utilización del agua de As Burgas. Forma parte de las instalaciones térmicas de uno de los grandes centros de actividad de la capital ourensana. No en vano, cualquier día pueden reunirse unas 2.000 personas entre el campo de fútbol, módulo de atletismo, piscinas, canchas, gimnasios o el spa. Pero el paso de los años ha mermado el rendimiento de esas riqueza geológica, por lo que el Consello Municipal de Deportes encargó una auditoría para evaluar el funcionamiento del sistema.

Manuel Pardo, ingeniero técnico que conoce muy bien la instalación, puesto que ha participado en labores de mantenimiento de la misma, fue el responsable de redactar el informe, del que se desprende recomendaciones para mejorar de modo sensible su funcionamiento, lo que representaría un notable ahorro en las facturas energéticas, ya que además de la citada agua caliente, también es necesario recurrir a la combustión de gasoil, al gas natural y a la energía solar.

Moción de DO

Esa cuestión económica ha provocado ya una moción del grupo municipal de Democracia Ourensana, que tras recibir el referido estudio, solicitará en el próximo pleno que «se acometa con carácter de urgencia, la primera y principal recomendación del informe técnico encargado por el Pabellón, la sustitución de la canalización de agua caliente proveniente de As Burgas».

Y es que las conclusiones del ingeniero explican con claridad la conveniencia de una inversión para incidir en la renovación de esa infraestructura, como recalcan desde el mismo grupo político: «La conducción que lleva el agua caliente desde el manantial de As Burgas hasta Os Remedios presenta gravísimas deficiencias. A tal extremo llegan que, desde los 18.000 litros/hora recogidos en origen, apenas llega la mitad».

Una situación que admite el concejal de Deportes, el popular Mario Guede, quien recuerda: «Desde que construyeron la piscina en As Burgas llega menos caudal, lo que ha obligado a consumir más gas. Por eso iniciamos este proceso, que comenzó por la solicitud de la auditoría. Pasa al funcionario técnico competente, con el fin de redactar un proyecto con el cual solicitaremos ayuda de la Xunta, pero en todo caso, lo abordaremos en cuanto tengamos capacidad inversora para eso».

El hecho de que DO solicite la inclusión del tema en el ámbito plenario pondrá sobre la mesa la modernización de uno de los ejes deportivos de la ciudad, que está siendo utilizado por un alto número de ourensanos. De hecho, la formación que encabeza Pérez Jácome ha hecho hincapié en que «el  Concello de Ourense ha de actuar con la máxima urgencia para corregir este despropósito. La perdida de esta gran cantidad de agua caliente no puede ser asumido con esta parsimonia. Estamos ante una pérdida de riqueza a nuestro juicio escandalosa, que va contra cualquier principio de economía energética».

Uno de los puntos destacados del estudio técnico es que se estima posible amortizar el coste de renovar la conducción de agua hasta el polideportivo en un período de dos años, gracias al ahorro que representaría en consumo energético. Un plazo que se califica en el mismo escrito como «muy bueno» a efectos de este tipo de obras públicas. Sin duda, una razón de peso para acometerla en cuanto sea posible.

El proyecto técnico se centra en evitar las pérdidas en la conducción y elevar la temperatura

El agua que se traslada desde As Burgas a Os Remedios discurre a través de una canalización paralela al río Barbaña, pero entre otras cuestiones debe tenerse en cuenta que arranca en una zona BIC (Bien de Interés Cultural), por lo que los trabajos también deben ceñirse a otros informes de Patrimonio.

Una vez llegada a las salas del Pabellón y, al no poderse utilizar con la temperatura a la que llega, se emplea para calentar sin contacto el agua del sistema de abastecimiento. También es útil para atemperar parte de las instalaciones, desde recintos deportivos a vestuarios y duchas.

Entre las deficiencias detectadas en la auditoría también se aprecia, además de las pérdidas en el trasvase, una reducción de la temperatura, que disminuye de modo considerable la eficacia del sistema. En ese sentido, el hecho de que el líquido llegara a la máxima temperatura posible, permitiría un aumento en el circuito, que ya ha sido contemplado en el proyecto de reforma del pabellón anexo, que está en la fase final de su tramitación, incluyendo otros trabajos de adecentamiento pero con un objetivo que se consideraba prioritario, como el de elevar de modo considerable los grados de un recinto que era una auténtica «nevera» en invierno.

Falta por establecer el presupuesto definitivo de la inversión a realizar, aunque resulta evidente que la obra será una de las prioridades de los próximos meses para el Consello Municipal de Deportes, habida cuenta del alto índice de utilización que presentan todas las dependencias del complejo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El agua de As Burgas puede bajar aún más la factura energética del pabellón