El puente Romano se pone al día

En la última semana de abril comenzará la primera fase de las obras del monumento


ourense / la voz

Ni tan siquiera un monumento como el puente Romano de Ourense es ajeno a los achaques del tiempo. La emblemática infraestructura ourensana venía pidiendo a gritos una puesta a punto. Según la hoja de ruta que maneja la Xunta de Galicia, la primera fase de su rehabilitación comenzará en la última semana de este mes de abril. Es la parte que corresponde financiar a la Consellería de Infraestruturas y que, en un primer momento, está relacionada con la mejora del pavimento y de la iluminación. Esta segunda parte es la más costosa de una actuación que supondrá una inversión de 230.000 euros y que tiene un plazo de ejecución previsto de tres meses. La actual luminaria quedó obsoleta y no supone un añadido de vistosidad para el puente. Es una situación a la que quieren darle la vuelta los técnicos y por ello se apostará por unas potentes farolas de corte clásico y por unos grandes focos que proyectan su luz hacia los alzados del puente. El objetivo es realzar la estructura del monumento con sistemas led de máxima tecnología. En lo que se refiere al alumbrado de la calzada, habrá luminarias led lineales en pequeñas carcasas adosadas en los pretiles.

Según figura en el acuerdo alcanzado entre el Concello de Ourense y la Xunta, hay una segunda fase de actuaciones que deben de ser asumidas por la Consellería de Cultura. Con un presupuesto que ronda los 200.000 euros, estos trabajos pasan por ejecutar una novedad estética para la rehabilitación del puente Romano. Se apostará por retirar la conducción de abastecimiento que atraviesa una de las fachadas del puente. También habrá una rehabilitación y retocado de diferentes pilares y arcos que se encuentran en mal estado ante el paso del tiempo y la falta de mantenimiento. Los planes de la Xunta pasan porque se saquen a concurso a lo largo de este mes. Una tercera fase comprometida a medio plazo pasa por repavimentar el vial en la margen izquierda. El proyecto debería de estar finalizado este año. En este caso se busca aprovechar la capilla de Os Remedios para realzar la zona. Su coste ronda los 400.000 euros.

Votación
0 votos
Comentarios

El puente Romano se pone al día