Los fondos del Arquivo Histórico se amontonan a la espera del traslado

Los problemas con la empresa adjudicataria motivan el retraso en los trabajos


ourense / la voz

El alcalde de Ourense se reunía el miércoles con el ministro de Educación, Cultura y Deporte para celebrar una sesión de trabajo «centrada nas infraestruturas dependentes do Ministerio que están pendentes de resolución na cidade». Tras el encuentro con Íñigo Méndez de Vigo el regidor municipal anunció que el Gobierno recepcionará el edificio de la futura sede de la Biblioteca en el complejo cultural de San Francisco. En el polo opuesto se sitúa el caso de las futuras instalaciones del Arquivo Histórico Provincial de Ourense. Tras su viaje a Madrid, Jesús Vázquez aludía a que la previsión pasaba por reanudar las obras en las próximas semanas «unha vez que o Ministerio veu traballando nos últimos meses nun acordo favorable para a cidade», según señaló.

El proyecto de transformación de las antiguas instalaciones de San Francisco para albergar el futuro centro cultural de la ciudad vive una situación que ya se produjo en el pasado reciente -y que se resolvió en el otoño del 2013 con el replanteo y reanudación de los trabajos- y que está motivada por los problemas que atraviesa la empresa adjudicataria de las obras.

«Hai catro estanterías libres»

La situación de la sede del Arquivo es de una precariedad endémica. Hace años, demsiados ya, que las instalaciones ubicadas en la calle Hernán Cortés quedaron superadas y sin posibilidad de dar respuesta a las necesidades del servicio.

El espacio se ha rentabilizado al máximo y pasillos, escaleras y otras dependencias del inmueble se han convertido en improvisadas soluciones para albergar los documentos, fondos y colecciones que atesora el Arquivo. Una situación que, entre otras cosas, impide que los ourensanos sean conscientes de la riqueza e importancia del mismo. De hecho el de Ourense fue uno de los centros elegidos para el proyecto de «Arquivo en rede» que recientemente presentaba la Consellería de Cultura. Las previsiones con las que se trabajó en su momento pasaban por tener las nuevas instalaciones de San Francisco para poder ser ocupadas en el año 2018, un plazo que podría verse retrasado con los nuevos problemas surgidos en el proyecto.

El director del Arquivo, Pablo Sánchez Ferro, reconocía ayer que las condiciones no son las deseables: «Neste momento temos catro estanterías libres, é dicir, vinte metros lineais. Aquí hai 5,5 quilómetros lineas de arquivos e a expectativa que temos, de poder ordear o que hai pendente, chegaría aos 16 quilómetros».

Futuro polo cultural de la ciudad

El conjunto de San Francisco se convertirá en el futuro en un espacio cultural de primer orden en la ciudad. En la zona funcionan desde hace años la Escola Municipal de Teatro de Ourense y el Auditorio. Precisamente Xosé Manuel Casabella, creador de este edificio, es el autor junto con José Luis Martínez Raído de la propuesta para la Biblioteca y el Arquivo. La primera se instalará en un edificio de nueva construcción, el que se entregará próximamente, y el Arquivo Histórico Provincial de Ourense se trasladará para el antiguo monasterio -la parte del conjunto que está pendiente de recuperar-. Además se encuentra en este enclave, y abierto al público, el claustro de San Francisco, la sala de exposiciones del Arqueolóxico, el inmueble que acoge el albergue de peregrinos y el viejo cementerio de la ciudad, catalogado como Ben de Interese Cultural.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los fondos del Arquivo Histórico se amontonan a la espera del traslado