Solo dos de cada diez vecinos de la ciudad defienden que continúe la ORA

La mayoría de los encuestados cuestionan su utilidad para que roten las plazas


A lo largo de este año el Concello de Ourense deberá de afrontar la renovación del contrato de la concesión del servicio de aparcamiento regulado. La empresa que gestiona la zona azul cumple diez años y es un momento, por tanto, de tomar decisiones por parte de la corporación municipal sobre el futuro de la ORA. Hay ciudades gallegas como Lugo que han optado por su supresión temporal para buscar nuevas fórmulas. En Ourense, el debate está servido toda vez que fue el propio PP quien en el año 2011 se puso al frente de las reivindicaciones para su eliminación al considerar que se trataba de un servicio poco eficiente y que generaba pérdidas para las arcas municipales.

De acuerdo con un barómetro elaborado por Sondaxe para La Voz de Galicia, tan solo dos de cada diez vecinos de la ciudad consideran que la zona azul debe de mantenerse en el centro de Ourense, en donde acumula unas 900 plazas de aparcamiento de pago. Son, por su parte, partidarios de que se elimine este servicio hasta un 49,2 % de los encuestados de la ciudad, mientras que un 27,3 % prefiere no pronunciarse al respecto.

La visión que tienen los vecinos de la provincia de Ourense sobre el aparcamiento regulado fluctúa en función de dónde viven. Así, se comprueba que en las poblaciones más pequeñas es en donde son menos críticos con este sistema. En las villas, el 40 % de los encuestados piden su supresión y el 30 % están a favor de que continúe activa.

Otro de los debates que surge con frecuencia es si se trata de un servicio meramente recaudatorio o cumple con la finalidad que se defiende desde las administraciones, que es la de que roten las plazas de aparcamiento. La percepción que expresan los ourensanos encuestados muestra que el 54 % entiende que no cumple con esa función de que queden más plazas libres. Solo el 17 % considera que sí cumple con esa función.

Precios y multas

El servicio de la ORA, conjuntamente con el de la grúa, es explotado en la ciudad de Ourense por la empresa Doal, del grupo Vendex. Los precios establecidos para estacionar en zona azul en la capital van desde los cuarenta céntimos hasta los 1,45 euros por un tiempo máximo de estacionamiento que supera las dos horas. Las multas por no tener el tique se sitúa en 90 euros (45 en pago adelantado) y 60 por superar el tiempo establecido.

Los votantes del PP, que lo llevó como promesa electoral en el 2011, los que menos se oponen

En plena recta final de la campaña electoral de las municipales, el entonces candidato del PP a la alcaldía de Ourense, Rosendo Fernández, lanzó la promesa de que si su partido gobernaba suprimiría la ORA en la ciudad de Ourense al entender que era un servicio deficitario. El PSOE optó por mantenerla y el nuevo gobierno popular recién llegado a la ciudad no parece tener en su hoja de ruta su supresión. Y si se analizan los datos de la encuesta de Sondaxe por las simpatías políticas no parece que tampoco sea una cuestión prioritaria para sus votantes. Son los populares los que menos se oponen a su retirada, ya que hasta el 32,7 % de los que les votaron en las autonómicas del 2012 consideraban que debe de continuar en funcionamiento. En el extremo contrario se encuentran los que apoyaron a AGE y a BNG.

Si se compara por edades, los jóvenes de entre los 18 y los 34 años son los más críticos -el 67,7 % se muestran en contra de su continuidad-.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Solo dos de cada diez vecinos de la ciudad defienden que continúe la ORA