Goles contra el cáncer infantil

El deporte local se volcó en el apoyo a Nico, un bebé de 16 meses con neuroblastoma


ourense / la voz

«Me llamo Nico, soy de Ourense, tengo 16 meses de edad y quisiera compartir con vosotros mi historia», es el inicio del alegato de un bebé cuyos padres no piensan arrojar la toalla en la batalla contra el cáncer infantil.

Además de redactar la carta han logrado captar ayudas como la surgida del microcosmos del deporte ourensano, que ayer volvió a derrochar solidaridad, en medio de una fiesta de niños disfrutando de un balón en las horas previas a la llegada de los magos de Oriente.

La iniciativa del Cidade das Burgas se unió a la campaña «Nico contra el cáncer infantil» y contó con el apoyo de otros clubes como la UD Ourense, la ED Ourense o el Ximnasia Pavillón.

La lucha del pequeño contra la enfermedad ya provocó una ola de reacciones positivas a través de las redes sociales y si el puñetero neuroblastoma que padece lo ha obligado a visitar más hospitales que parques de juegos, su familia ha cerrado filas para volcarse en que disponga de los mejores cuidados y también para organizar convocatorias destinadas a recaudar fondos para proyectos de investigación, con el apoyo de la plataforma nacional contra el cáncer infantil.

Ayer, Nico no pudo acudir a Os Remedios, debido a un repentino proceso febril. Desde primeras horas de la tarde se desplegó un programa que incluía partidos de fútbol sala de la categoría Biberón y de la de Alevines, antes de que las jóvenes gimnastas pabellonistas exhibieran sus habilidades ante los asistentes que llenaron la grada principal de la central del emblemático polideportivo.

Con el amigable encuentro entre los combinados sénior femeninos del Cidade y una formación mixta de la UD Ourense, llegó el momento culminante de una velada en la que el pasillo de ambos equipos recibió a los padres de Nico, Ángela Leal y Manuel Rodríguez, activos en la venta de rifas, a la que respondió de modo receptivo el numeroso público que arropó con su ánimo el fin benéfico.

En suma, una muestra más del respaldo de los ourensanos a este tipo de causas que, en esta oportunidad, van ligadas a la importancia de garantizar un futuro mejor a los protagonistas del deporte de base en la ciudad. Solo con los organigramas deportivos de los clubes que ayer pisaron la cancha, era fácil reunir a cientos de chavales que tendrán el ejemplo de Nico como espejo dentro de algunos años. No será fácil que se rindan.

La iniciativa del Cidade das Burgas fue secundada por EDO, UD Ourense y Ximnasia Pavillón

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Goles contra el cáncer infantil