Segundo año consecutivo sin subida de impuestos en la capital

La congelación de las tasas dará un pequeño respiro al bolsillo de los ourensanos


ourense / la voz

La cuesta de enero será un poco menos empinada para los vecinos de la ciudad de Ourense. El Concello ha optado por segundo año consecutivo por congelar las tasas e impuestos municipales. Esta medida supone, en la práctica, que el ciudadano de a pie no notará ningún aumento cuando suba en el autobús urbano o cuando vaya a estacionar su coche en la zona azul durante el año recién estrenado. La decisión, en concreto, afecta a una treintena de ordenanzas fiscales que tienen repercusión tanto en el ciudadano de a pie como también en las empresas y autónomos.

Entre las tasas municipales que no sufrirán una subida en el precio se encuentran también servicios que afectan a cientos de usuarios, como es el caso de las tarifas del pabellón de Os Remedios, que depende del Consello Municipal de Deportes, las licencias urbanísticas o el impuesto de matriculación del coche. Ya, en un plano más profesional, se encuentran tarifas como la de la ubicación de terrazas en la vía pública o el Impuesto de Actividades Económicas y que tampoco sufrirán variaciones.

Otro precio que depende del Concello de Ourense y que tampoco se modificará con la entrada del nuevo año es el de los taxis. El sector ha optado por mantener los mismos precios que el año anterior. «El problema que tenemos en el sector no está relacionado con las tarifas, el problema es que hay menos clientes», resume Francisco Javier Fernández, presidente de la asociación provincial de Ourense.

El 2016 será el tercer año en que el precio de los taxis se mantendrá invariable. «La subida del IPC era mínima y optamos por no hacer ningún cambio», explicó el presidente de los taxistas ourensanos.

Al no producirse ninguna variación la bajada de bandera durante el día se mantiene en 2,06 euros (2,98 por la noche) y el coste por kilómetro en 1,08 euros (1,15 en la tarifa nocturna). Por lo que se refiere a la hora de espera se queda en 23,36 euros durante el día y en 25,79 por la noche.

La concejala de Facenda, la popular Ana Morenza, explica que la decisión municipal de mantener las tasas e impuestos invariables se debe a que el gobierno liderado por Jesús Vázquez descartó aumentar la presión fiscal directa sobre los vecinos: «Decidimos no tocar las tasas». Es una determinación firme y que a corto plazo no sufrirá variaciones. Es más, la responsable económica del gobierno de Ourense abre la puerta a la bajada de algunos impuestos: «Es algo que contemplamos». Al no haber modificaciones no fue necesario llevar su aprobación a pleno.

De los 85 céntimos del autobús al 1,45 de máximo de ORA

Entre las tarifas que dependen del Concello y que afectan directamente al bolsillo de los ourensanos en su día a día se encuentran servicios públicos como la recogida de la basura, el autobús urbano o el aparcamiento regulado. La decisión municipal de mantener invariables las tarifas supone que, por ejemplo, el viaje en el autobús durante el 2016 no varíe -tampoco subió durante el 2015-. Por tanto, el viaje ordinario seguirá teniendo un coste de 85 céntimos de euros, tratándose de uno de los más bajos de Galicia. En el caso de contar con una tarjeta electrónica Milenio, el coste del trayecto será de 62 céntimos de euro. En caso de los viajes para estudiantes que tengan la tarjeta Milenio, el precio del recorrido será de 43 céntimos de euro.

La hora también mantendrá sus tarifas a lo largo del 2016, año en el que caduca la polémica concesión que se encuentra en manos del grupo Vendex y que también incluye la retirada de vehículos por parte de la grúa. En el caso del estacionamiento en la zona azul, los precios van desde los 40 céntimos de euro para un período de hasta 36 minutos a un máximo de 1,45 euros por un tiempo de dos horas y catorce minutos. Tampoco habrá variaciones para los residentes, que tienen la posibilidad de tener una tarjeta anual acreditativa para estacionar por un precio de 11,40 euros.

En el caso del recibo de la basura, el Concello de Ourense mantiene las tarifas vigentes, que suponen un coste para las viviendas particulares con servicio de recogida diario (son todas las situadas en el casco urbano) de 20,95 euros en un recibo bimensual. En el caso de que se viva en el perímetro rural y el servicio no sea diario, cuesta 9,55.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Segundo año consecutivo sin subida de impuestos en la capital