Desconcierto en el Arqueolóxico por la falta de apoyo al museo

La dirección confiaba en recibir del Gobierno cerca de 3 millones de euros

El Museo cerró su sede el 20 de enero de 2002 esperando reabrirla en un plazo de tres años.
El Museo cerró su sede el 20 de enero de 2002 esperando reabrirla en un plazo de tres años.

ourense / la voz

«Evidentemente, non é unha boa noticia». Xulio Rodríguez, director del Museo Arqueolóxico de Ourense, recibió con desconcierto la noticia de que los presupuestos generales del Estado para 2016 consignan para el proyecto de rehabilitación del centro tan solo 100.000 euros, frente a los aproximadamente 9 millones barajados para la intervención.

Lejos de Ourense por vacaciones, Rodríguez recibió la noticia por este periódico y manifestó su sorpresa por una decisión que le pilló desconectado, y sin datos, de su ámbito profesional.

«Sabemos -matiza- que cos trámites administrativos que se están levando a cabo unha vez aprobado o proxecto básico, a obra dificilmente podería empezar a primeiros de ano; criamos que ata xullo ou setembro non podería empezar e que, por tanto, non habería tempo para gastar unha cantidade moi elevada pero, dende logo, sempre pensamos que o investimento sería maior que eses 100.000 euros».

«Barallábase -explica- facer a obra civil en tres anualidades. Se se manexan 9 millóns de euros de presuposto, o lóxico sería pensar nunha terceira parte cada ano, inda que somos conscientes de que, dados eses trámites administrativos aos que aludín, sería difícil gastar todo ese orzamento nese ano. Inda así, pensabamos en máis cantidade, dende logo. A verdade é que me colle de sorpresa».

Antes del jarro de agua fría de los presupuestos, las últimas noticias del Gobierno sobre el Museo Arqueolóxico introducían ya el matiz económico. En una pregunta de diputados ourensanos del Partido Popular, el Ejecutivo de Rajoy respondió en julio de este mismo año que la primera fase del proyecto, el básico, adjudicada en octubre del 2014, ya fue entregada por la firma adjudicataria y está en fase de supervisión.

Antes de que finalice este ejercicio, apuntaba, se estima que estarán disponibles los proyectos de ejecución y de actividad para, concluida esa tramitación, poder iniciar la licitación de la ejecución real de la obra. El Gobierno central dejaba esa decisión para el año 2016, con la coletilla: «Siempre que las dotaciones presupuestarias lo permitan».

Hace poco más de un año, el director del Arqueolóxico, Xulio Rodríguez, se mostraba extremadamente prudente en ese aspecto y apuntaba, como plazo orientativo para el inicio y ejecución de la rehabilitación «o que marcarán as partidas anuais que aparezan nos orzamentos do Estado; ese vai ser o que fixe a data real».

Pese a esa prudencia, el director confiaba en el 2016 para empezar a trabajar sobre el terreno, un paso más allá de la tramitación burocrática y los proyectos en papel. El anuncio presupuestario mantiene ahora en suspenso las expectativas.

La sede del Museo en la plaza Maior cerró sus puertas el 20 de enero de 2002 con la perspectiva de reabrirlas tres años después. Superada ampliamente una década, el emblemático edificio que se asoma a la escalinata de Santa María Nai sigue en espera de unos trabajos, y unos dineros, que no acaban de llegar.

Tras un primer intento fallido, el Ministerio de Cultura dio luz verde al proyecto de musealización en febrero del 2014 y convocó y adjudicó un concurso de redacción de proyectos, actualmente en ejecución.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Desconcierto en el Arqueolóxico por la falta de apoyo al museo