Toman las huellas a todos los policías de la comisaría de Ourense por el robo de armas

La medida no ha sentado del todo bien a la plantilla por ser tan generalizada. «No se entiende que se haga a todo el mundo. Los funcionarios se ven un poco señalados y hay malestar», decía ayer un portavoz sindical


ourense / la voz

Los investigadores que están indagando el caso de la desaparición de seis armas del depósito de la comisaría provincial de Ourense están tomando las huellas a todos los funcionarios que trabajan en la sede policial de As Lagoas con el fin de determinar si hay alguna coincidencia con unas impresiones dactilares encontradas en la zona del armero. La toma de huellas comenzó hace poco y ya han sido registradas las de algunos funcionarios. La medida no ha sentado del todo bien a la plantilla por ser tan generalizada. «No se entiende que se haga a todo el mundo. Los funcionarios se ven un poco señalados y hay malestar», decía ayer un portavoz sindical.

No se sabe si este paso será importante en la investigación, que avanza lenta pero segura, según las fuentes. Paralelamente, se estudia la autoría del anónimo que destapó el caso y se sabe que se remitió desde un ordenador de la comisaría, que ha sido enviado a Madrid para realizar pruebas periciales. A la espera de este resultado, se sospecha que la intención del robo fue dañar la imagen de la jefatura, que descarta que las armas llegasen al mercado ilegal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Toman las huellas a todos los policías de la comisaría de Ourense por el robo de armas