Las órdenes religiosas carecen de relevo en la provincia

«É peor que no ámbito dos curas», señala el obispo de Ourense

Ourense acogerá un congreso cuyo himno fue grabado por religiosos en la Catedral.
Ourense acogerá un congreso cuyo himno fue grabado por religiosos en la Catedral.

Ourense / la voz

El papa Francisco declaró el 2015 año de la vida consagrada, y precisamente Ourense se convertirá en la primera diócesis de la Península Ibérica en organizar en este año un congreso dedicado a quienes han decidido dedicar su vida a Dios, a través de institutos religiosos -órdenes y congregaciones- e institutos seculares y sociedades de vida apostólica. La cita, que comienza esta tarde con una celebración religiosa en la iglesia de los Franciscanos, reunirá a medio millar de personas que representan comunidades religiosas de Galicia, León, Madrid y también de las tres diócesis del norte de Portugal.

Sin embargo esta cita fue inicialmente pensada para acoger la las casas de religiosos de la provincia, que suman 500 miembros y que se enfrentan a un progresivo envejecimiento. «É peor incluso que no ámbito dos curas», señalaba ayer el obispo, Leonardo Lemos Montanet, cuando se le preguntaba por el índice de renovación generacional. Sin embargo, el titular de la diócesis remarcaba que no se trata de un problema territorial. «Por desgraza esa realidade non é exclusiva de Ourense, ou de Galicia, senón que é un problema xeral que se nota en toda Europa. Non ocorre no resto do mundo; e de feito a moitas das nosas congregacións o noviciado chégalles dende países de América latina e incluso de África», matizaba Leonardo Lemos. El obispo resaltó la importancia de su labor en la provincia y puso como ejemplo que, solo en la ciudad, hay nueve congregaciones que ejercen en el ámbito educativo. A ellas se suman las que se ocupan de obras de caridad y de servicios asistenciales en todo el territorio diocesano, y las de vida contemplativa, o de clausura. En este último ámbito Ourense cuenta con la segunda casa monacal de Galicia, la del Mosteiro de Oseira.

Todas las casas de religiosos ourensanos estarán representadas en el congreso que hoy comienza y que ha alcanzado un volumen de participantes inesperado que obligó a hacer varios cambios en la planificación original hecha desde la delegación diocesana de Vida Consagrada que dirige Jorge Juan Pérez Gallego.

El apoyo de los obispos gallegos a la idea acabó ampliando el ámbito territorial y el interés por la cita, lo que ha obligado a un importante esfuerzo logístico desde la diócesis que abarca desde la organización de estancias y menús al local para las conferencias. «Inicialmente pensamos no centro da Deputación de Ourense, pero segundo ían chegando as inscricións vimos que non nos cabían e pasamos o Seminario Maior, pero tamén se nos quedou pequeno, e finalmente recorremos ó salón de actos dos Salesianos, e aínda así, se veñen todos teremos algunha dificultade», matizaba Lemos Montanet. De hecho, según explicó Mari Carmen López Iglesias, misionera del Divino Maestro y secretaria del congreso «tuvimos que poner límites, porque recibimos hasta siete solicitudes de la misma casa, y claro, se nos desbordaba».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las órdenes religiosas carecen de relevo en la provincia