lalín / La voz

Del sufrimiento durante jornadas en la última posición a situarse a un peldaño del sueño. La victoria ante el Unión Grove deja al Lalín en quinto lugar con 47 puntos, a tres de las dos plazas de la promoción -Pontellas y Vilalonga-, y a solo cuatro del ascenso directo, después del tropiezo del Ribadumia.

Hace poco menos de un año, el defensa Rubén Méndez, explicaba en una entrevista en La Voz que esta temporada 2013/14 tenían que ser ambiciosos y ponerse el objetivo de subir. Un listón que en la primera vuelta parecía imposible alcanzar cuando durante varias jornadas estuvieron como colistas y que ahora pueden tener al alcance a falta de ocho jornadas para finalizar la competición. La clave está en una segunda vuelta espectacular en la que tiene los mejores números de la Preferente, con nueve victorias -seis consecutivas-, un empate y una única derrota.

Pero el entrenador, Luis González Pichel, elude triunfalismos. «Os dous próximos partidos van marcar onde imos estar neste final de liga», aseguró. ¿Y quién espera a los rojinegros? En la próxima jornada, el Céltiga, un equipo que está tratando de escapar de los puestos de peligro, ya que ahora mismo está 17º, un puesto que previsiblemente se verá afectado por los arrastres. Para el técnico rojinegro esta salida es muy difícil ya que el rival logró la mayoría de sus puntos en casa. El siguiente encuentro, en casa, el Lalín recibe al Ribadumia, ahora segundo y que en los últimos partidos ha estado cediendo terreno. «É un xigante dormido», destacó González Pichel. «Se damos aproveitado estes encontros podemos pelexar por subir, senón cortará a nosa racha», aseguró.

Después al Lalín le tocará visitar los campos del Portonovo, Mondariz, Ourense B -afrontarán dos salidas consecutivas lejos del Cortizo- y Barco y recibir al Pontevedra B y al Atios.

González Pichel destacó del último encuentro ante el Unión Grove, en el que vencieron por 3-0, que fue un encuentro en el que el rival dormía tanto el encuentro y el campo estaba tan irregular que «ao final contáxiaste». Apuntó que a pesar de ello lograron cumplir el objetivo. Destacó que había «medo escénico» a controlar el balón porque el bote era tan irregular que «crea inseguridade».

«Os dous próximos partidos (Céltiga e Ribadumia) van marcar onde imos estar no final de liga»

Entrenador del CD Lalín

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Lalín, a un peldaño del sueño