No se advertía desviación de poder


La sentencia que afecta al Concello de Baltar, notificada el lunes, no entra en la «desviación de poder», un concepto que en medios judiciales se suele ver como la antesala de la prevaricación. El abogado del Estado sí apreciaba esa desviación de poder en el proceder del Concello de Ourense, por su reiteración en las contrataciones, o en otro caso de A Rúa, ya fallado y con sentencia firme, por no haber tomado en consideración los principios de concurrencia y publicidad. Estos últimos requisitos habían sido omitidos en el caso de A Rúa, como recoge el magistrado en la sentencia sobre el Concello de Baltar, por ser aquel un «precedente similar».

El juez no impone costas, ni aprecia temeridad o mala fe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

No se advertía desviación de poder