El Alvia que sí llegó a su destino

En Ourense, el convoy con destino a Vigo se separó del tren accidentado en Santiago


Redacción / La Voz

A María le gusta ver pasar los trenes. Por eso, la tarde del 24 de julio le preguntó a su padre si podían bajar desde su casa en Prexigueiro (Ribadavia) hasta la vía del tren que bordea el Miño frente al balneario de Arnoia. Su hermana pequeña no quiso ir porque el día anterior había escuchado ruidos entre los arbustos y tenía miedo de los jabalíes. A las 20.21 horas, justo veinte minutos antes de que Angrois entrase como un zarpazo en nuestra memoria, María y su padre vieron pasar el Alvia con rumbo a Vigo y Pontevedra que a las 19.53 había separado en Ourense sus engranajes y su destino del tren accidentado.

Javier se llevó la cámara de paseo y en la foto que captó se puede ver a María saludando feliz el paso del convoy, deslizándose por esta vía convencional y sin valla. Volvieron a casa y no fue hasta pasadas las diez de la noche cuando Figueiredo escuchó en la radio la noticia: «Me temí lo peor. Abrí la web de La Voz y me di cuenta de que el tren de Santiago era el mismo que venía de Madrid y que hasta Ourense iba junto a los diez vagones con destino a Vigo que había fotografiado».

Pero el azar no descansa nunca y en el otro convoy, el que ya no llegó a su destino, murió un buen amigo de Javier. Se llamaba Antonio Suárez Alvedro. Era un prejubilado de la extinta Fábrica de Tabacos de A Coruña y vivía en O Burgo. En Angrois también perdió la vida su antiguo jefe, el exdirector de la factoría Francisco Luis Navajas.

«En los últimos años he viajado más en tren que en toda mi vida. Y no voy a dejarlo por el accidente», apunta sin titubeos Javier. El siniestro no podrá con su devoción. Le fascina, como a la pequeña María, el ferrocarril.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

El Alvia que sí llegó a su destino