«La ausencia de un programa específico quizá motivó el fracaso del chico de Vigo»


De la experiencia en casos de autismo y Asperger da fe la obra de Manuel Ojea Rúa hasta el punto de situarlo entre los mejores expertos. Esta circunstancia y el desarrollo de su actividad en el campus de Ourense es lo que ha llevado a los responsables universitarios a contar con él para resolver un caso polémico de Vigo.

-¿Cómo afrontará el encargo?

-Este chico lleva ya seis o siete años y le cuesta adquirir las competencias de la conclusión. Primero se hará una evaluación completa de las competencias y capacidades desarrolladas para conocer los aspectos más deficitarios que dificultan esas competencias en cada una de las materias. Una vez evaluado, vamos a generar un plan de intervención diario y a formar un equipo.

-¿Quién lo integrará?

-Una experta en psicopedagogía que mediará entre los profesores, la familia y el alumno en relación al tipo de material, contenidos, tipo de evaluación, características de los exámenes... También habrá dos alumnos becarios de Traducción que trabajarán a diario con el chico en coordinación con el equipo para ir desarrollando lo deficitario y necesario en la práctica de cada asignatura. Le generaremos un pequeño programa para desarrollar niveles críticos y poder adaptarse, de forma que pueda aprobar lo que se exige en las distintas materias.

-¿Son fundamentales estos programas en la Universidad?

-La ausencia de un programa específico quizá motivó el continuo fracaso del chico de Vigo hasta este momento. Tenemos que ver qué piden en cada materia y hacer indicaciones al equipo de trabajo. Todo esto irá acompañado de un proceso de organización escolar a través de agendas y tendrá relación estrecha con la familia. Habrá una evaluación continua de psicopedagogía hasta llegar a la toma de decisiones autónomas del propio estudiante.

-¿Se ha enfrentado antes a casos similares?

-En Ourense tuvimos un alumno con necesidades específicas en Historia. Entonces se afrontó a través de las becas del decanato.

-¿Conoce muchos casos?

-Vamos a presentar una tesis doctoral en la que se incluyen 38 alumnos de los que 22 son de España con síndrome de Asperger. No todos los casos son iguales. En la gran mayoría los niveles de consecución de objetivos con planes de intervención escalonados logran acabar en éxito. Los que están sin apoyo pueden fracasar. Mientras estudian podemos garantizar el título, otra cosa es el grado de generalización para la vida profesional, que dependerá de muchos factores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

«La ausencia de un programa específico quizá motivó el fracaso del chico de Vigo»