«Levo a meu pai comigo a Ourense», dice la hija del anciano asaltado

Asegura que su padre es totalmente autónomo, se defiende bien y residía solo ya desde hace bastante tiempo

Aunque no padeció daños físicos, el asalto nocturno que sufrió el miércoles de madrugada en su casa de San Antonino, del municipio fronterizo de Baltar, a Fernando López, de 85 años, y a su hija Concha les dejó el susto en el cuerpo. Por eso la hija, que reside en Ourense, ha convencido a su padre para llevárselo a la capital.

Según cuenta Concha, aun con su avanzada edad, su padre es totalmente autónomo, se defiende bien y residía solo ya desde hace bastante tiempo. Le gusta vivir en su pueblo, pero ha aceptado ir con su hija y su yerno a la ciudad, con la condición de ir y volver, después de que seis personas que hablaban gallego e iban con las caras tapadas, forzasen el miércoles sobre las cuatro de la madrugada las dos puertas de su casa, situada en una zona algo aislada en una pista del pueblo, para entrar en la vivienda y robarle dos mil euros, según denunció el día después.

Los asaltantes, después de forzar las entradas, subían a la vivienda por la escalera cuando el hombre se los encontró. Los asaltantes lo empujaron con una escopeta, le exigieron el dinero que tenía, revolvieron toda la casa y después de que les entregase unos dos mil euros que tenía, le dijeron que volviese a la cama y no dijese nada a nadie.

Por ahora, no hay nuevas pistas sobre la identidad o paradero de los asaltantes.

Votación
2 votos

«Levo a meu pai comigo a Ourense», dice la hija del anciano asaltado