Julio Tojo Alonso: «Ya no hay miedo al dentista»

Tojo destaca la mejora experimentada por las clínicas en una década


santiago / la voz

Odontólogos de Ourense, Vigo, Santiago y Carballo mantienen por tercer año consecutivo el Campus Stellae Study Club, impulsado por el compostelano Julio Tojo, su director científico. Ayer comenzaron un nuevo curso en Sober, con una sesión coordinada por la ourensana Carmen Iglesias. Programan diez encuentros intensivos hasta junio, en los que prevén contar con una sesión del prostodoncista mexicano Ricardo Mitrani. La crisis les afecta, pues «este año tenemos nueve bajas y todos me dijeron que eran por motivos económicos», afirma Tojo.

-¿Qué ofrece este club de odontólogos?

-Poder formarnos sin interferencias, ni de organismos ni de empresas, y para mantener esa independencia nos la costeamos, tenemos un programa ambicioso. La filosofía del club, que fundó el periodoncista estadounidense Michael Cohen, es buscar la excelencia en odontología.

-¿En qué consiste?

-En hacer un diagnóstico amplio y completo de lo que tienen nuestros pacientes, y tratar de resolver sus problemas mediante un planteamiento multidisciplinar, entre varios profesionales. La odontología es cada vez más superespecializada y menos generalista.

-¿Es habitual trabajar así?

-Las clínicas dentales gallegas mejoraron mucho los últimos diez años, y a eso han contribuido las últimas hornadas de odontólogos. En muchas ya trabajan varios especialistas. Buscamos una visión global del paciente.

-¿Cómo son las sesiones del club?

-Hay varios formatos: mediante videoconferencias, exposición de casos clínicos y utilizar las posibilidades de las nuevas tecnologías. Este año hablaremos de las redes sociales, que cambian nuestra sociedad; Facebook o Twitter nos sirven para acercarnos a los pacientes; y ellos pueden hacer consultas sin presencia física, a través del correo electrónico o del Facebook.

-¿Y los casos clínicos?

-Son sesiones sobre casos complejos en su diagnóstico y solución terapéutica: en nuestras reuniones se discuten, analizan, se valoran todas las opciones y se hace el mejor plan de tratamiento.

-¿Incluyen el presupuesto en esos planes?

-Buscamos la mejor solución, sin detrimento de calidad y seguridad, al mínimo coste posible. Se buscan alternativas que cubran el aspecto de salud básico, con una funcionalidad adecuada y una estética aceptable. El paciente demanda las tres cosas al mismo nivel. Las clínicas dentales tienen trabajadores y problemas empresariales que en la facultad no te enseñan, que aprendemos con la experiencia.

-¿Notan la crisis? Porque da la impresión de que aumenta el número de odontólogos.

-Es cierto que hay una oferta muy grande, por encima de la demanda. Se han abierto muchas universidades privadas; llegaron muchos profesionales del extranjero; y están también empresas financieras que ven la profesión con una perspectiva mercantilista, que a veces se valen de profesionales sin experiencia, y eso provoca que después veamos en la consulta situaciones que pueden ser lastimosas para la profesión. Sé que los colegios de odontólogos y médicos toman medidas para preservar los derechos de salud de los pacientes en situaciones de esas.

-¿Cómo les trata el mercado?

-Nuestro mercado es muy amplio, hay pocos que lo sean tanto, pues todas las personas tienen 32 dientes y tratamos tanto problemas en ellos como a los que se les presentan a personas que no tienen dientes. Pero hay que adaptarse al mercado, actuar con rapidez y mínima molestia, y sin dolor: el dolor en la odontología ha pasado a la historia, ahora ya no hay miedo al dentista, no hay motivos para tenerlo.

julio tojo alonso odontólogo

«Facebook o Twitter nos sirven para poder acercarnos a los pacientes»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Julio Tojo Alonso: «Ya no hay miedo al dentista»