La lluvia obliga a suspender procesiones en Viveiro y Ferrol

Hasta el sábado a mediodía no está previsto que pare de llover en Galicia

La procesión del Prendimiento tuvo que dar la vuelta
La procesión del Prendimiento tuvo que dar la vuelta

Las principales procesiones gallegas no han podido salir a causa de la lluvia. Las precipitaciones han deslucido los principales actos del Viernes Santo en Galicia. En Ferrol y en Viveiro es donde más se ha sentido, aunque también se han tenido que suspender las procesiones previstas en Ourense o Carballo, por ejemplo.

El mal tiempo ha obligado a suspender las dos procesiones de la madrugada del Viernes Santo en Viveiro. La procesión del Prendimiento, que tenía que salir a las diez y media de la noche, tuvo que ser suspendida cien metros después de salir debido a la lluvia. Tampoco pudo completar su recorrido la procesión Penitencial de la Redención, con los pasos de Ecce-Homo de la Misericordia y el paso de Nuestra Señora de la Clemencia. Estuvieron esperando durante una hora y al final tan solo pudieron realizar un recorrido de unos cien metros hasta una nave donde guardaron las imágenes.

Igualmente, en Ferrol la tarde ha sido muy lluviosa, por lo que han tenido que ser suspendidas tres procesiones. No obstante, se celebró una ceremonia religiosa, aunque en el interior de la concatedral de San Xulián.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

La lluvia obliga a suspender procesiones en Viveiro y Ferrol