Cachamuíña regresa un siglo después a la puerta de A Gamboa

Jorge Lamas Dono
Jorge Lamas VIGO/LA VOZ.

OURENSE CIUDAD

Los restos mortales del héroe fueron trasladados a Pereiró en agosto de 1932

04 ago 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Bernardo González del Valle, conocido popularmente como Cachamuíña, regresó a la Gamboa 123 años después de haberla emprendido a hachazos con la puerta que defendían aquella noche las tropas napoleónicas. Ocurrió el 9 de agosto de 1932. Sus restos mortales fueron llevados en un armón de artillería hasta el lugar donde había protagonizado, en marzo de 1809, su famosa hazaña, tras recoger el hacha de las manos del moribundo marinero de O Berbés.

Tras su paso por Vigo, Cachamuíña se había retirado a su tierra natal en 1811. Dicen que se fue molesto porque a la hora de las recompensas no fue convenientemente satisfecho. La pensión de invalidez que le correspondía no le fue abonada hasta 17 años después de su retiro. A su muerte, en 1848, Cachamuíña fue enterrado en el cementerio de Prexigueiro, en el Concello de Pereiro de Aguiar.

En mayo de 1932, según defiende Gerardo González Martín en su libro Pasión por Vigo , nacía el Centro de Hijos de Vigo, sociedad dirigida a fomentar el viguismo. En el seno de ella, siendo presidente Manuel Canella Tapias, surgió la idea de trasladar los restos mortales de Cachamuíña al cementerio de Pereiró.