HEMEROTECA El Concello de Ourense exigió medidas de seguridad para demoler O Volter

SUCEDIÓ EN 1999


la voz | ourense

La oficina de rehabilitación del Peri del Concello de Ourense paralizó las obras de derribo de la casa de O Volter, en el casco histórico de la capital, al detectar que estos trabajos representaban una amenaza para los peatones y los vecinos de los edificios anexos.La notificación también hacía referencia a las deficientes medidas de seguridad que se habían estalecido para ejecutar la obra de demolición. Fuentes oficiales de la Concejalía de Urbanismo explicaron que el mal estado de conservación de la casa de O Volter obligaba a extremar todas las precauciones necesarias, antes de iniciar el derribo y, pese a que el inmueble había sido apuntalado de un modo habitual al que se empleaba en cualquier otro edificio, en este caso se consideraba que las medidas de seguridad debían ser más cuidadosas en el interior de la casa. La voz de alarma sobre la peligrosidad de los trabajos fue el propietario del cercano bar O Recuncho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

HEMEROTECA El Concello de Ourense exigió medidas de seguridad para demoler O Volter