En Galicia hay parroquias con un 90 % de bodas entre vecinos del mismo lugar

Raúl Romar García
r. romar LA VOZ / REDACCIÓN

OS BLANCOS

pilar canicoba

La antropología refrenda el reciente estudio que revela el minifundismo genético

05 feb 2019 . Actualizado a las 13:04 h.

«En Galicia, ata non hai tanto, a primeira vez que os mozos saían da aldea era para facer a mili, e os que quedaban tiñan liortas cos mozos doutros lugares para que non lles levasen as súas rapazas, coas que querían casar». La anécdota, que cuenta el antropólogo Rafael Quintía, no sirve por sí sola para explicar la endogamia secular asociada a muchos núcleos de Galicia, pero sí refleja parte de una particular idiosincrasia avalada por un reciente estudio de las universidades de Santiago y Oxford en el que se refleja una suerte de minifundismo genético cimentado en los últimos mil años. O, lo que es lo mismo, los vecinos de una localidad apenas se casaban con las de otras situadas más allá de diez kilómetros. Es algo que acaba de refrendar la genética, pero que no ha sorprendido del todo a historiadores, antropólogos o lingüistas. «Estos días estoy recibiendo muchos correos en los que me ofrecen datos históricos o sociológicos que avalan nuestros datos y que incluso muestran porcentajes de endogamia de hasta el 80 % en algunas parroquias», explica Ángel Carracedo, uno de los autores de la investigación, sorprendido del eco que ha alcanzado a nivel popular.

Al antropólogo del CSIC Manuel Mandianes tampoco le chocan las conclusiones del estudio genético, y más después de haber dedicado muchos años de su vida a esta materia. «Os datos da antropoloxía -dice- reforzan as conclusións dos xenetistas, aínda que estaría ben que se puidese facer un traballo máis amplo, porque 1.400 mostras xenéticas para toda España non me parecen moitas». El propio Mandianes recopiló los datos de matrimonios de su parroquia, la ourensana de Aguís, desde 1590 hasta 1975, que se sumaron a registros similares del Concello de Os Blancos, tomados desde el año 1700. Y los resultados son más que elocuentes: el 90 % de los matrimonios se celebraban entre vecinos de distintas aldeas, pero eran todos de la misma parroquia.

Identidad de grupo muy definida

Pero si cada vez existen más pruebas del aislamiento histórico de las comunidades gallegas, la explicación de este fenómeno es más compleja. «Unha razón poden ser as malas comunicacións que existían tradicionalmente entre os lugares de Galicia, pero tamén é certo que os galegos temos unha grande influencia celta, e os celtas eran o pobo indoeuropeo que tiña unha identidade cultural máis definida, polo que cada comunidade ten un sentimento de querer conservar a súa identidade e a súa cultura», apunta Mandianes, aunque también apunta que «os galegos non somos en absoluto un pobo pechado».