Muertos, pero militantes


Pese a que, por primera vez, la militancia del PP tiene en su mano la posibilidad de decidir quién debe liderar el partido, solo un 7 % de sus supuestos afiliados se ha inscrito para votar en ese proceso en toda España. Ese porcentaje cae al 4 % en Galicia y nada menos que al 2 % en el caso de Ourense. En la provincia, el PP siempre ha presumido de tener un ejército de militantes, concretamente 25.568, pero solo 516 participarán en la votación.

Podría pensarse que es debido a la desmovilización que provocó el varapalo de perder el Gobierno. Podría decirse que los militantes del PP tienen falta de costumbre en estos procesos y no les dio tiempo de inscribirse (como si no se hubiesen enterado, claro). Podrían argumentarse muchas cosas y probablemente todas las citadas tienen parte de culpa en el ridículo porcentaje de afiliados -realmente activos- que ha exhibido el PP ourensano.

Sin embargo, los dirigentes populares mentirían si obvian que, durante años, el partido no ha depurado su censo para eliminar de él a quienes no pueden o no quieren seguir pagando su cuota. En el año 2011 La Voz de Galicia publicó un reportaje sobre esta situación y habló con Juan Manuel Andrade, el entonces portavoz popular en el municipio Os Blancos, donde en teoría el PP tiene como afiliados a casi ocho de cada diez habitantes. Este reconocía que era mentira porque el censo no se actualizaba desde mucho tiempo atrás. «Cando foi o congreso provincial chegaron cartas a afiliados que levaban catorce anos mortos», decía entonces. Sorpresas ahora por la baja participación, las justas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Muertos, pero militantes